Novak Djokovic nunca se había visto en una situación igual, con marcador de dos sets a uno abajo en una final del Open de Australia, pero halló el modo de remontar y mantener su condición de intocable en el último día de este torneo: 8 de 8 (2008, 2011 a 2013, 2015 y 2016 y 2019 y 2020), una octava corona que incrementa su récord hegemónico en Melbourne Park.

‘Nole’ se peleó consigo mismo, se dirigió de malas maneras a su box técnico, estuvo unos largos minutos crispado, fuera de juego, pero no se marchó ni mucho menos del partido. Y el serbio remontó al autríaco Dominic Thiem, 26 años y nº 5 mundial, imponiéndose por 6-4, 4-6, 2-6, 6-3 y 6-4 en 3 horas y 59 minutos.

Arrebata además el nº 1 mundial al español Rafa Nadal, que fue víctima de Thiem, a quien siempre se le pide un esfuerzo más, y está siendo uno de los principales damnificados del poderío de sus veteranos e ilustres colegas. FUENTE

WIKIPEDIA