World Series Game 6 - Al fin los Dodgers consiguen desquitarse y son campeones 32 años después - Historia Deportiva

Reciente...

📖Mis Artículos 🏈ASH Football 🏀Tiempo Muerto NBA 🏒NHL Vavel
HISTORIA DEPORTIVA

29 de octubre de 2020

World Series Game 6 - Al fin los Dodgers consiguen desquitarse y son campeones 32 años después

Desde 2013 llevan Los Angeles Dodgers dando guerra en Playoffs y siendo candidatos a todo. Pero no conseguían rematar nunca. Se han quedado en las National League Championship Series en dos ocasiones, tres veces no pudieron pasara de la Ronda Divisional y perdieron las World Series de 2017 ante Houston Astros y de 2018 contra Boston Red Sox. En un 2020 muy complicado, por fin los angelinos han conseguido coronarse, por séptima ocasión y tras 32 años de sequía (1955, 1959, 1963,1965, 1981, 1988, 2020).


Lo han logrado después de seis vibrantes partidos ante los Tampa Bay Rays, quienes llegaron a estas World Series 2020 en su segunda participación en la lucha por el título, tras la conseguida en 2008. En el decisivo Game 6, los de Florida cayeron por 3-1, con dos carreras de Mookie Betts que aprovechó cuando Kevin Cash decidió dar descanso a un intratable Blake Snell (9 strikeouts en 5'1 innings). El bullpen de los Dodgers se mantuvo intacto en todo el encuentro salvo el home run sufrido en la primera entrada por culpa del de siempre en esta postseason, Randy Arozarena.


El joven cubano hizo historia en estos Playoffs con mayor número de home runs en una sola postemporada, y con dicha anotación ha empatado ahora a Yasiel Puig, Yuli Gurriel, José Canseco y Tany Pérez en home runs cubanos en unas World Series. El último se lo hizo al abridor Tony Gonsolin, quien concedió dos bases más en esta entrada inicial pero finalmente pudo cerrarla sin más puntos. Aunque necesitó hasta 25 lanzamientos para ello. Mientras, Snell en el montículo de los Rays salió confiado con tres strikeouts.


En el segundo inning, Kevin Kiermaier mandó al fondo una bola que le permitió correr dos bases. Ji-Man Choi obtuvo una base por bolas y, antes de salir Arozarena, Dave Roberts decidió hacer un cambio para que el pitcher Dylan Floro concluyese la segunda parte alta. Snell permanecería impoluto.


Alex Wood pitcheó en la tercera entrada para los Dodgers. Las sensaciones eran muy diferentes en la franquicia angelina al resultado final del partido, y querían reservar a los mejores para un supuesto séptimo y definitivo partido. En ataque, Chris Taylor consiguió un single, y llegó a pisar segunda base, pero Snell y la defensa de Tampa Bay estaba muy sólida.


Ambos pitchers se mostraron muy concentrados en estos instantes, y no se tuvo variaciones hasta el quinto inning, donde Pedro Báez lanzaría por los Dodgers. Arozarena consiguió un single con dos outs, pero era quizás demasiado tarde. Aún así hizo falta que Víctor González relevara para realizar la tercera eliminación. Snell en su línea, con un único hit permitido hasta ahora.


El encuentro se decidió en la sexta parte baja. Un bateo para primera base de Austin Barnes significó que los Rays determinasen dar un descanso, muy merecido eso sí, al pitcher Snell, e irrumpiría Nick Anderson. Eso se tradujo en que Mookie Betts se desatara, y golpeó para poner a Barnes en una esquina y llegar él a segunda base. Posteriormente, un error del catcher facilitó a Barnes robar el primer punto para los Dodgers y, Corey Seager, a la postre MVP de las World Series, impulsó la carrera de Betts para dejar por delante a los Dodgers (1-2). Aaron Loup en la loma de los Rays culminó esta fatídica sexta entrada para su franquicia.


Sin Snell, el equipo de Los Angeles mostró un dominio ofensivo en esta recta final del encuentro, llenando bases cada dos por tres. Brusdar Graterol salió como pitcher de Dodgers en el séptimo inning. Permitió un single a Mike Zunino pero ya con dos outs, y Julio Urías lo sustituyó y ponchó a Yandy Díaz. Por parte de los Rays, Pete Fairbanks tomó el mando y concedió un batazo a Will Smith que le posibilitó llegar a segunda, y una base por bolas. Pero Barnes fue finalmente la tercera eliminación.


El mexicano Urías continuaba lanzando en ya el octavo inning, y fue la defensa la que eliminó a dos tras batear ambos oponentes la bola y el tercero sería un strikeout. Como contrapartida, Betts logró un home run para establecer el 3-1. Los problemas en el bullpen de los Rays eran patentes desde la marcha de Snell, y Ryan Yarbrough entró tras una eliminación de Fairbanks. Con una doble jugada de la defensa de Tampa Bay se dio paso a la última entrada de la temporada.


A la bola permanecía Urías, quien se convertiría en el héroe del cierre de estas World Series. Manuel Margot golpeó, pero Betts la cogió en el aire. Mike Brosseau recibió un strikeout. Acto seguido, Will Adames era la última eliminación, con tres strikes consecutivos y triunfo final y ansiado para los Dodgers.