Andrea Antonelli ha fallecido mientras corría en el circuito de Moscú, valido para el Mundial de Supersport. El italiano de 25 años perdió el control de la moto Kawasaki en la primera vuelta y Lorenzo Zanetti no pudo evitar llevársele, arrollándole bajo la dura lluvia. Esta circunstancia, unida a la escasa visibilidad, propició que Zanetti, con una Honda, no pudiera esquivarle y le golpeó brutalmente en la cabeza.


La carrera se ha detenido de inmediato y el piloto ha quedado tendido en el asfalto. Tras ser evacuado de urgencia al hospital del circuito, los médicos no han podido hacer nada por salvarle la vida, certificando su defunción unos minutos después. A causa de esta tragedia, los organizadores del Mundial han decidido suspender definitivamente tanto esta carrera de Supersport como la segunda manga de Superbikes, que debía disputarse a continuación. La primera en el trazado ruso la había ganado Marco Melandri (BMW), mientras que Carlos Checa también se cayó con su Ducati.