Gran fin de semana el que ha firmado Eugene Laverty en Jerez, haciendo su trabajo consiguiendo los 50 puntos que se disputaban. En la segunda manga se ha medido de tú a tú a Tom Sykes. El campeón ya no tenía presión tras confirmar el Mundial en la primera carrera, pero no ha podido hacer nada contra el de Aprilia, imperial en la recta final del campeonato. Sylvain Guintoli ha cerrado el podio con una anodina carrera en la que también ha perdido el subcampeonato. El francés ha sido muy regular, pero le ha faltado la magia que sí han tenido Sykes o Laverty.



Sykes quería celebrar su mundial con un victoria en Jerez, y fue el más fino en la salida, seguido del vencedor en la primera manga, Laverty. Marco Melandri no salió a pista por un problema con un tobillo, por lo que la carrera ha sido un mano a mano entre el nuevo campeón y el irlandés de Aprilia. El italiano había llegado segundo en la primera carrera. Elías no tuvo una buena salida, lo que le obligó a enredarse en una lucha por remontar con Davide Giugliano y Chaz Davies, y finalmente, acabó cuarto a las puertas del podio.

Laverty no tenía prisa en adelantar a Sykes, esperando el momento adecuado y sobre todo calibrando como estaba de goma el ya campeón. Y le fue fácil: a 10 vueltas para el final, le pasó sin dificultad e impusoel ritmo que ya había mostrado en la primera manga.

Así, el campeón del mundo se despidió de la temporada con un tercer y segundo puesto en el Gran Premio de Jerez, donde Laverty demostró su calidad y rematando el año con doblete, y se vio eclipsado Guintoli que no pudo ser subcampeón mundial y solo se tiene que conformar con un tercer puesto en la segunda carrera.