Las españolas Carla Mesa y Clara Siverio, ambas de Tenerife, se han proclamado campeonas del mundo de pádel en la emocionante final jugada y ganada en Bilbao ante las teóricas favoritas, las argentinas Silvana Campus y Virginia Riera. El triunfo de las canarias se produjo en las instalaciones del moderno Frontón Bizkaia por 4-6, 6-2 y 4-6 después de tres sets y dos horas y 29 minutos de juego.

El primero de los tres sets se caracterizó por la carga de nerviosismo y resultó impropio de una final mundialista por la acumulación de fallos. Las españolas cobraron una rápida ventaja de 1-4 en base a una notable defensa y a la mala colocación de sus adversarias sobre la pista al invadir una la zona de la otra en una alocada carrera por recuperar tantos en el marcador que las condenó a la derrota.

El segundo set resultó vibrante y más reñido de lo que pudiera indicar el 6-2 a favor de las argentinas. Se dinamizó el juego, surgieron detalles de calidad, y cada punto se luchó hasta el agotamiento levantando los aplausos del público.

El tercero y definitivo set fue extraordinario en calidad y aderezado por la emoción. Campus, jugadora de enorme experiencia y juego, bien apoyada por Riera, puso el tanteador en un 3-1 que metió en dificultades a las canarias y pareció limitar sus posibilidades de acceder al título mundial. Contagiada por el temperamento y recursos de Carla Mesa, su compañera Clara Siverio empezó a entonarse, alcanzaron la igualada a tres tantos y luego a cuatro y en el tramo final la jugadora lagunera entrenada por el bilbaíno Iñaki Angulo fue determinante en el triunfo por 4-6, obtenido contra pronóstico pero con merecimiento.