CRÓNICA:

Dario Cologna (2 oros) y Marit Bjoergen (3 oros) destacaron en esta disciplina en Sochi 2014. El medallero de esquí de fondo fue para los noruegos que dominaron las pruebas con 5 oros, 2 platas y 4 bronces superando a la extraordinaria actuación de los suecos (2 oros, 5 platas y 4 bronces). Los dos oros fueron en equipos por relevos, en categoría masculina y femenina.

Rusia apuró hasta el último día para llevarse un gran botín con un triplete en los 50 km salida en masa estilo libre: Legkov, Vylegzhanin y Chernousov.

REPRESENTACIÓN ESPAÑOLA:


En categoría femenina participó Laura Orgué. La española comenzó el mismo día que arrancaron las pruebas, acabando 25ª en el skiatlón. Posteriormente, en los 10 km clásico empeoró llegando la 28ª. Pero lo mejor de su participación y de resultados en cuanto a españoles se refiere llegó en los 30 km salida en masa: la nieve permitió que aguantasen con los esquís y Laura se decidió en continuar con los mismos, con lo que se aprovechó y llegó 10ª. Rozó el diploma olímpico, pero estar entre las diez mejores del mundo ya es mucho.


En cuanto a la categoría masculina, la mejor posición llegó de manos de Imanol Rojo, 33º en la "maratón" de esquí de fondo, los 50 km salida en masa. En esa misma prueba Javier Gutiérrez acabó 47º.

Ambos también participaron en el skiatlón (Imanol fue 50º y Javier 58º) y en los 15 km donde tuvieron menos suerte (Imanol Rojo repitió la 50º posición de skiatlón y Javier Gutiérrez sólo pudo ser 63º). Hay que añadir que Imanol Rojo también partició en el sprint, quedando 60º en la fase de clasificación.

El hecho de contar con dos españoles olímpicos participando en esquí de fondo ya es todo un logro para un país en el que no se da auge a estos deportes de nieve.