El noruego Anders Fannemel estableció, con 251,5 metros, un nuevo récord del mundo de saltos de esquí nórdico, al día siguiente de haberlo logrado con 250 el esloveno Peter Prevc, durante la segunda prueba de vuelo en la estación noruega de Vikersund, en la que, sin embargo, ganó el alemán Severin Freund.

Freund se llevó la victoria, quinta de la temporada, con dos saltos de 237,5 y 245 metros. Fannemel acabó segundo, y el podio lo completó el noruego Johann Andre Forfang con 214 y 219.