Tras el abandono en el Gran Premio de Malasia, Fernando Alonso afirmó que espera que "lo que se ha roto hoy no se rompa en la próxima carrera". Un fallo en el sistema refrigeración del sistema de recuperación de energía fue el motivo del abandono, reveló McLaren 

No fue el debut esperado para Alonso en la temporada 2015 de la máxima categoría del automovilismo mundial. A bordo del McLaren-Honda, el piloto asturiano abandonó el GP de Malasia en la vuelta 22 de las 56. 
Comenzó desde el decimoctavo puesto, llegó a ir octavo en su primera carrera del campeonato, tras perderse el Gran Premio de Australia mientras se recuperaba del accidente que sufrió en la pretemporada 
Tras la carrera, McLaren reveló las razones del abandono del español. El fallo en el coche estaba en el sistema refrigeración del sistema de recuperación de energía (ERS). En tanto, el abandono de Button se debió a una avería en el turbo de su unidad motriz 
Pese a la desilusión por no haber cruzado la línea de meta, Alonso dijo a las cadenas de televisión presentes en Malasia que para él fue "una sorpresa estar en el grupo", ya que llegó a marchar octavo tras arrancar desde el decimoctavo puesto.
Además señaló que necesita entrenarse más para llegar en óptimas condiciones a China. En referencia a la próxima prueba del Mundial, a disputarse el 12 de abril en Shanghai, el bicampeón mundial sostuvo: "A ver si en la siguiente carrera acumulamos más vueltas y seguimos aprendiendo. Creo que el de hoy fue un buen test. Espero que lo que ha roto hoy no se rompa en la próxima carrera. Estoy bastante contento de las sensaciones"

Foto: EFE