Barclaycard Center, Madrid: 15 mayo

CSKA Moscú 68-70 Olympiacos Piraeus
(20-17  16-18  15-12  17-23)


Una vez más el Olympiacos remonta y vence en un partido de Euroliga al CSKA Moscú, consiguiendo su séptima victoria en encuentros de Final Four. De nuevo, Spanoulis fue la estrella. Se fue de vacío tras los tres primeros cuartos, pero metió 11 puntos en los últimos 10 minutos para tumbar al equipo más poderoso de baloncesto actualmente.

Los máximos anotadores por parte del equipo griego fueron Printezis con 14 puntos y 8 rebotes, y el propio Spanoulis con 13 puntos. Por otro lado, Nando De Colo tiró de su equipo con 18 puntos 4 rebotes y 4 asistencias, y también destacaron los 11 puntos de Sasha Kaun.

Durante la primera mitad, las tácticas de ambos equipos impidieron que uno de ellos destacara con solvencia.

Spanoulis tumba al CSKA en los instantes finales
El último cuarto no fue apto para cardíacos. Siempre que los rusos cogían la directa y tomaban diferencias significantes para lo que restaba de partido, Olympiacos reaparecía para engancharse de nuevo al marcador. Así, con 61-52 para el CSKA de Moscú, dos triples de Spanoulis, una canasta imposible del griego, y 6 puntos de Sloukas elaboraron un parcial de 14-2 para colocarse tres arriba (63-66) a menos de dos minutos del final. Weems con una individualidad igualó el partido, pero Spanoulis agotó el tiempo de posesión él mismo y anotó ante De Colo un increíble triple que sentenció el encuentro. Tras dos tiros libres de De Colo, volvían a ponerse a un punto. Sin embargo, tras otros dos tiros libres, Sloukas falló el segundo y el tiempo se agotó impidiendo que el CSKA vuelva a intentarlo por última vez.


Real Madrid 96-87 Fenerbahçe Istanbul
(20-21  35-14  21-24  20-28)


El Real Madrid directos a la
 final pero con susto
El Real Madrid consigue su tercera final europea consecutiva tras derrotar al Fenerbahçe por 96-87, después de un magnífico segundo cuarto liderado por Gustavo Ayón que acabó con 18 puntos, 7 rebotes, 6 asistencias y 3 robos, Llull con 12 puntos y 9 asistencias, Rivers que sumó 17 puntos y el argentino Nocioni, quien anuló totalmente a Bjelica. El último cuarto asustó al Real Madrid, pues los turcos se acercaron hasta llegar a 10 puntos, después de ir perdiendo todo el encuentro por más de 20, y fue gracias al enorme pívot Vesely que acabó con 20 puntos, 6 rebotes, y a la "minibamba" Goudelock que realizó la barbarie cantidad de 26 puntos.

Se vieron defensas muy agresivas en el inicio. Dos faltas de Reyes obligaron a sentarlo, mientras que Vesely se paseaba en el poste consiguiendo 8 puntos. Pero el Real Madrid detuvo muy bien el juego exterior, y la ventaja fue mínima en le primer cuarto para el Fenarbahçe.

Ayón y Nocioni comenzaron a dar vida al Madrid, Bjelica no podía respirar y un parcial de 14-2 en el arranque del segundo cuarto, con 12 puntos del mejicano, abrieron la primera brecha del partido (34-23). La tremenda efectividad de los tiradores blancos y la dura defensa de Nocioni sobre el MVP de la Euroliga, ahogaba al Fenerbahçe. Los causantes de esta exhibición fueron Rivers con un 4 de 4 en triples, los 8 puntos de Nocioni y el espectacular Ayón con 16 puntos, 5 rebotes, 3 robos y 4 asistencias.

Después de los vestuarios, se siguió en la misma línea: Rudy y Llull no pudieron empezar mejor, con 2 triples consecutivos que rompieron totalmente el partido (61-35). Sin embargo, una ligera reacción de los hombres de Obradovic (racha de 12-2), que recortó distancias aprovechando la desorganización defensiva del Real Madrid (66-48). Slaughter fue expulsado a las 5 faltas, y el ataque del Real Madrid andaba un poco atascado, sin movimiento de balón ni penetraciones. Fenerbahçe no estaba muerto aún, pese a que los merengues mantuvieron la compostura y retomaron distancias en la recta final del cuarto (76-59).

Sin lanzar los tiros abiertos, los turcos no estaban con confianza, y si añadimos el ambiente tan caldeado con los árbitros y juego muy agresivo y sucio,se saldó con la quinta falta de Bjelica y una consecución de técnicas y antideportivas. Pero el Madrid se quedaba sin pivots, pues llegó la expulsión de Reyes y de Ayón, a 4 minutos se ponían a 12 liderados por Goudelock. Por ello, el colchón de puntos se redujo drásticamente a 10 puntos con 2 minutos de juego. Finalmente,los blancos resistieron la investidura turca.

3º-4º PUESTO (17 mayo 17:00)

CSKA Moscú 86-80 Fenerbahçe Istanbul
(27-13  21-11  18-31  20-25)


El CSKA de Moscú se reivindicó en el partido por el tercer puesto derrotando por 86-80 al Fenerbahçe. Un partido que parecía muy fácil al descanso para los rusos, los de Estambul no se rindieron y casi sorprenden en el final.

Así, el inicio fue arrasador de los rusos con 4 puntos de Aaron Jackson, y 3 puntos con 2 rebotes de Vorontsevich para un parcial inicial de 12-0. Produjo un horroroso cuarto por parte de Fenerbahçe, estando nulos en ataque con un triste 28% de acierto, salvados al final por Goudelock que sumó 8 puntos.

El guión siguió cumpliéndose durante el segundo cuarto y al inicio del tercero (33-56), pero la afición del Fenerbahce despertó a su equipo y a la llamada acudieron los líderes esperados, Andrew Goudelock (24 puntos) y el MVP de la temporada regular, Nemanja Bjelica (18 puntos, 10 rebotes).

De esta forma, los turcos aumentaron su intensidad y fue limando la desventaja hasta empatar el encuentro a falta de cinco minutos con un triple de Zisis (70-70). Pero el CSKA no quería dejar escapar el tercer puesto de la Euroliga y despertó a tiempo, bajo los mandos de De Colo (17 puntos). Un triple de Demetris Nichols a falta de 38 segundos abortó definitivamente la remontada.


FINAL (17 mayo 20:00)

Real Madrid 78-59 Olympiacos
(15-19  20-9 18-18  25-13)


A la tercera fue la vencida. Desde 1995 el Real Madrid no alzaba una Euroliga, pese a disfrutar de dos finales los dos años anteriores. Finalmente, y como revancha del 2013, los blancos vencieron con solvencia 78-59 al Olympiacos de Spanoulis, quien estuvo desaparecido completamene. Esta es la novena Copa de Europa para el Real Madrid, y encima la pudieron celebrar en su Palacio de los Deportes.

1º cuarto

En el primer parcial no hubo una dominación clara por parte de ningún equipo, pero los 10 puntos de Lojescki (17 puntos) colaboraron para que el Olympiacos mandase en estos primeros 10 minutos.

2º cuarto

El segundo cuarto dio al Olympiacos su superioridad merecida en esos instantes: finalizaban bajo aro y el Madrid lo hacía en el exterior, por lo que afianzaban más las canastas griegas. Incluso la defensa de los hombres de Sfairopoulos no podía quejarse, y llegaron a estar 6 arriba. Pero llegó el futuro MVP de la Final Four: Nocioni (12 puntos, 7 rebotes) comenzó a repartir defendiendo e impidiendo canastas al Olympiacos. Se unió Maciulis, y juntos hicieron 15 puntos, tirando del carro para compensar de nuevo el marcador. Además, no era el día de los griegos desde la línea de tiros libres, pues acabaron con 12 de 26. Los merengues tomaban aire antes del descanso (35-28).

3º cuarto
La defensa helena no salió entonada en el tercer tiempo, y se saldo con la primera gran ventaja del partido: 40-29. pero 3 pérdidas de balón provocaron un parcial de 12-0, con Sloukas como uno de los principales causantes. Sin embargo, el salvador Carroll llegó con 3 triples seguidos que pararon la racha, con ayuda de los rebotes que alargaban los ataques. Así, 11 puntos consecutivos del jugador estadounidense devolvieron el mando a los blancos (53-46).

4º cuarto

Hunter arrancó los últimos 10 minutos con dos mates espectaculares que rompió la brecha de 10 puntos, pues Nocioni inició el cuarto con un triple. Olympiacos iba arañando el marcador poco a poco, pero el argentino lo volvió a hacer (65-55). A menos de 3 minutos, el Real  Madrid ganaba de 14 con un extraordinario Nocioni en ayudas defensivas. A dos minutos, con 16 de ventaja el público blanco comenzó a cantar, la novena ya no se podría escapar.