El italiano Sergio Scariolo volverá, dos años después, a entrenar a la selección española de baloncesto, con la que en su anterior etapa logró ganar dos campeonatos de Europa y la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Londres. Todo ello fue conseguido entre los años 2009 y 2012, año en el que decidió abandonar la selección por la familia, dejando el relevo a su ayudante Juan Antonio Orenga.

El primer reto que tendrá que superar Scariolo será el del Eurobasket de septiembre, donde se ponen en juego dos plazas para los Juegos de Río, atribuidas directamente a los finalistas. Además, del tercero al sexto se clasificarán para el preolímpico que disputarán, junto a otros 8 equipos, pocas semanas antes de que se encienda el pebetero de Río de Janeiro.