Francia y España reinventaban la final del Eurobasket 2013 donde las españolas dieron donde más duele: ganaron a sus vecinas que jugaban en casa la final por tan solo un punto. Esta vez, las galas tomaron la revancha y se llevaron el gato al agua, mandando a las vigentes campeonas al partido por el bronce de este EuroBasket 2015 al lograr la primera derrota de España por 63-58. La pívot Sandrine Gruda fue la mejor del partido con 16 puntos y 12 rebotes.



Gran inicio de Francia con un juego muy rápido que condujo a un 7-0 inicial aprovechando el descontrol defensivo que no capturaba además ningún rebote. Pero poco a poco fueron recuperando terreno las españolas y de un 11-4 pasaron al 15-13 definitivo del primer cuarto. Sin fluidez en ataque, lo único bueno de España era Luci Pascua que colaboró con 5 puntos bajo el poste en estos primeros 10 minutos.

La defensa en zona de la selección española empezó a tener éxito dando confianza a las jugadas ofensivas de las chicas de Lucas Mondelo, y obteniendo el mando del marcador varias veces. Un triple sobre la bocina de Silvia Domínguez produjo que Francia se fuera dos puntos abajo al descanso (31-29).


Despegaban las francesas imponiendo su poderío físico especialmente en su defensa agresiva, llegando a tener la máxima diferencia con 10 minutos tan solo por jugar (51-46).

Cuando Ndour tenía sus mejores momentos bajo la pintura en el último cuarto, apoyando la remontada que tenía que hacer su selección, llegó su quinta falta que la mandó al banquillo, y a partir de ahí, la ventaja favorable para Francia obtenida en el tercer cuarto fue vital para dejar a España sobre las cuerdas en el último minuto del encuentro. Sucesivos errores de la selección gala dieron vida a la semifinal que acabó 63-58.