En el tatami ruso del Athletic Center, situado en Tyumen, se disputa uno de los Grand Slam de judo, con el reparto de puntos de cara a la clasificación olímpica de 500 puntos para el campeón, 300 para el subcampeón y 200 a cada uno de los bronces.

Allí, Julia Figueroa se ha hecho con el oro en -48 kilos, con un dominio aplastante sobre el tatami. La judoka del Valencia Terra i Mar mostró sus credenciales ante rivales locales que le cayeron en el sorteo y que tenían a todo el público a favor por jugar en casa. Alesya Kuznetsova en primera ronda, Irina Dolgoba, en semifinales, y Kristina Rumyantseva, en la final, eran superadas sin problemas por la española. Esta es el primer gran metal que consigue la delegación española en un Grand Slam.