El velocista jamaiquino Usain Bolt mostró nuevamente su mejor nivel en el momento adecuado para retener su título mundial de los 100 metros y reafirmar su estatus como el hombre más rápido del planeta
El atleta de 29 años superó al estadounidense Justin Gatlin en los últimos 30 metros y cruzó la meta con un tiempo de 9,79 segundos, su mejor marca del año.
Gatlin logró una marca de 9,80 segundos para quedarse con la plata, mientras que el canadiense Andre de Grasse y el estadounidense Trayvon Bromell terminaron juntos en el tercer lugar con un tiempo de 9,92 segundos.
Bolt, plusmarquista mundial y actual campeón olímpico, no ha sido superado en los 100 o 200 metros en seis campeonatos mundiales, que se remontan a 2007.
"Esto sin duda significa mucho porque he estado luchando durante toda la temporada (...) Estoy feliz", dijo en una entrevista en la pista Bolt, que ha sufrido para llegar en su mejor nivel al evento que se disputa en Pekín tras una temporada interrumpida por las lesiones.
Bolt fue descalificado de la carrera de 100 metros en los campeonatos mundiales de Deagu en 2011, y estuvo cerca de sufrir un percance similar en las semifinales del domingo.
Pero no cometió errores en el momento clave y, de vuelta en el estadio donde se consagró en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, superó a un Gatlin que llegaba como favorito.
El estadounidense de 33 años fue campeón mundial y olímpico antes del surgimiento de Bolt y una sanción por dopaje de cuatro años.
La victoria de Bolt será un impulso indudable para un deporte que ha vivido las tres últimas semanas una crisis de imagen tras las acusaciones de dopaje generalizado entre los atletas.
"Entiendo porqué (la gente pensaba que era importante que ganara)", sostuvo Bolt. "Pero, como dije, quería hacerlo por mí mismo. Fue algo grande".
Bolt buscará ahora quedarse con la final de los 200 metros que se disputará el jueves.

Fuente: Reuters