El polaco Fajdek (lanzamiento de martillo), el estadounidense Joe Kovacs (lanzamiento de bala) y la británica Ennis-Hill (heptatlón) se alzaron con el oro en Pekín

El polaco Pawel Fajdek conservó el título mundial de lanzamiento de martillo, con 80,88 metros en el cuarto intento, por delante de Dilshod Nazarov, de Tayikistán, (78,55 m) y de otro polaco, Wojciech Nowicki, también con 78,55 m, este domingo en Pekín.
Fajdek, de 26 años, era el gran favorito ya que tenía las diez primeras marcas del año, con un mejor lanzamiento de 83,93 metros.
El estudiante de educación física, que se distingue por sus gafas, confirmó su dominio al tomar el liderato de la prueba en el tercer intento, en el que superó los 80 m (80,64 m).
Fue en el sexto y último lanzamiento en el que Nowicki subió al podio, en detrimento del húngaro Krisztian Pars (77,32 m).
Nowicki se vio precedido en la clasificación por el medallista de plata, Nazarov, que logró en el segundo lanzamiento su mejor marca en la final.
Polonia es la favorita en las pruebas de martillo, también en el concurso femenino, con Anita Wlodarczyk, plusmarquista mundial y primera lanzadora en superar los 80 metros

El estadounidense Joe Kovacs, oro mundial en lanzamiento de bala en Pekín

El estadounidense Joe Kovacs se colgó el oro mundial de lanzamiento de bala, con 21,93 metros conseguidos en su penúltimo intento, por delante del anterior campeón, el alemán David Storl (21,74 m), y del jamaicano O'Dayne Richards (21,69 m y récord nacional), este domingo en Pekín.
Kovacs, de 26 años, que devolvió la supremacía a Estados Unidos en la especialidad, estableció la mejor marca mundial del año con 22,56 metros, el 17 de julio durante la reunión de la Liga de Diamante en Mónaco.
Subcampeón olímpico, Storl fue operado el año pasado, arrastrando molestias de todas maneras esta temporada en una pierna.
Richards se convirtió en el primer medallista jamaicano en un concurso de lanzamiento.
La globalización de la disciplina se vio confirmada por la cuarta plaza, con nuevo récord de Oceanía incluido, del neozelandés Tomas Walsh (21,58 m).

Ennis-Hill recupera el título de heptatlón tras su maternidad

La británica Jessica Ennis-Hill, campeona olímpica en Londres-2012 y que volvía a la competición tras haber sido madre, repitió título mundial de heptatlón, con un total de 6.669 puntos, tras el conseguido en 2009 en Berlín, este domingo en Pekín.
Ennis-Hill, de 29 años, quedó por delante de la canadiense Brianne Theisen Eaton (6.554 pts), esposa del rey del decatlón el estadounidense Ashton Eaton, y de la lituana Laura Ikauniece-Admidina (6.516 pts).
De padre jamaicano, la ganadora tuvo un hijo en 2014, de nombre Reggie.
También tuvo que enfrentarse a algunos problemas físicos.
"Es uno de los momentos más grandes de mi carrera. Volver y ganar es increíble", explicó Ennis-Hill.
"Tengo simplemente un equipo fantástico detrás mío. Mi técnico (Tony Minichiello) y yo hemos trabajado duro esta temporada", añadió la campeona.
La holandesa Nadine Broersen, cuarta con 6.491 puntos, perdió el podio tras la carrera de 800 metros, la séptima y última prueba.
La sensación de la jornada fueron los tres saltos nulos de la joven británica Katarina Johnson-Thompson en longitud, que curiosamente es su especialidad.
En la lucha por el oro en la primera jornada, el sábado, Johnson-Thompson tomó todos los riesgos en su disciplina predilecta.
En el tercero y último intento, la joven se fue lejos, pero la bandera roja se levantó al haber sobrepasado la línea por pocos milímetros.
La delegación británica presentó una reclamación, rechazada por el jurado. Con un cero, la saltadora solo podía llorar por la medalla que voló, quedando relegada al puesto 28 (5.039 puntos).

Fuente: AFP