Miguel Ángel López, reciente campeón mundial de 20 kilómetros marcha, ya piensa en su siguiente objetivo y espera "mantener la forma y estar bien física y psicológicamente" el año que viene, cuando afrontará los Juegos Olímpicos de Río


"Ojalá pueda mantener la forma y estar bien física y psicológicamente. Tener un buen año que me haga llegar bien a los Juegos Olímpicos para luchar por la medalla. Es lo que busco y a por ello vamos, si fuera un oro ya sería impresionante, culminar una carrera estupenda en los 20km marcha. 

Vamos con la máxima ilusión, espero que vaya todo bien", deseó López en una entrevista concedida a a la Universidad Católica de Murcia, donde estudia el Grado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte

"Más tranquilo" tras asimilar su medalla de oro en Pekín, el murciano sigue sintiendo "todavía la euforia de ayer y asimilando también todo lo que ha ocurrido que ha sido algo muy grande".    

"Se trata sin duda de mi mayor éxito deportivo. La verdad es que fue una carrera muy difícil, muy dura. Estos primeros días son los más intensos y ahora estoy asimilando y disfrutando a la vez. Cuando se rompió la carrera definitivamente en el kilómetro 14 ya me vi en posición de luchar por  medalla. Antes de llegar al kilómetro 15 tiré yo y me di cuenta de que el atleta chino se quedaba y el ecuatoriano también", relató.

En ese momento de la carrera, López decidió "apretar un poco" y alcanzó a Wang, quien "iba justo de fuerzas". "Me fui aproximando poco a poco a él, ya sabía que iba a ser plata seguro, pero no me podía conformar con eso. Ser campeón del mundo era algo único. Tenía que aprovechar cuando ataqué a Wang, que respondió alguna vez, pero en la última vuelta ya no pudo más y me puse primero", rememoró.



Fuente: Europa Press