Nigeria dio la sorpresa y entró en la historia del baloncesto africano al derrotar en la final a la legendaria Angola (65-74) y anotarse su primer Afrobasket, que le da además derecho a participar en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Angola llevaba 11/14 títulos desde que se disputa en 1989.

Liderados por el base Chamberlain Oguchi (19 puntos), ex del Gran Canaria, el nuevo alero del FC Barcelona, Shane Lawal y su colega de los Orlando Pelicans y Porland Trail Blazers, Al-Farouq Aminu, los nigerianos dominaron el encuentro casi de principio a fin.

La anfitriona Túnez logró el tercer puesto al derrotar a Senegal (82-73) pese a la enésima exhibición de recursos de la estrella de este torneo y jugador de los Minnesota Timberwolves, el senegalés Gorgui Dieng.