La portera ovetense Ana Temprano fue clave en la victoria del Bera Bera de San Sebastián que le valió para conquistar su quinta Supercopa de España tras imponerse (18-17) al Rocasa Gran Canaria.



El Rocasa no fue a San Sebastián a ser un mero convidado de piedra y, a pesar de que hizo un poco la goma, no dio la sensación de poder llevarse este título que parece tener marcado el nombre de las guipuzcoanas.

El duelo de guardametas entre Silvia Navarro y la ovetense Temprano fue el más espectacular de la final y la causa de que ambos equipos transitaran por marcadores bajos, con especial acento defensivo sobre los ataques.