Santi Freixa, el jugador de hockey con una de las trayectorias deportivas más brillantes, ha tomado la decisión de finalizar su carrera deportiva. Los motivos han sido los siguientes: su futura paternidad y su trabajo como entrenador asistente de la selección holandesa absoluta femenina.



Freixa abandonó el pasado verano la selección absoluta de hockey llevando a sus espaldas 193 encuentros oficiales y 126 goles. Sin embargo, continuaba con su trayectoria deportiva en Amsterdam, logrando la clasificación para disputar la Euro Hockey League la próxima campaña.

Fue elegido mejor jugador joven del Mundo en 2004; y en 2013, era uno de los tres primeros miembros en formar parte del nuevo Hall of Fame de la Federación Europea. Ha participado en tres Juegos Olímpicos, consiguiendo la segunda posición en Pekín de 2008. Además, cuenta con el Champions Trophy de 2004 y el Campeonato de Europa de 2005.