La candidatura de Pekín partía como favorita frente a la de Almaty y los pronósticos se cumplieron. Pekín será la sede de los Juegos Olímpicos de invierno en 2022 tras recibir 44 de los 85 votos en liza.

Las delegaciones de ambas candidaturas hicieron un esfuerzo final para convencer al COI. La candidatura china, encabezada por la viceprimer ministra Liu Yandong, se presentó en el Centro de Convenciones de Kuala Lumpur con embajadores de la talla de Yao Ming, histórica estrella del baloncesto chino, o Yang Yang, ex atleta china con más medallas en JJOO de Invierno.

Frente a la autenticidad que planteaba Almaty bajo el lema "nieve de verdad, ambiente invernal de verdad y Juegos de verdad", Pekín prometió eficacia organizativa. "No tenemos nieve, pero la podemos crear", fue su premisa.