Roger Federer señaló con su índice derecho hacia el azul cielo de verano para celebrar su más reciente título del Masters de Cincinnati. En la competencia femenina, Serena Williams revalidó el título  
El tenista suizo conservó su récord perfecto en las finales de Cincinnati, al derrotar el domingo en la final al serbio Novak Djokovic por 7-6 (1), 6-3. Así, Federer consiguió una cifra sin precedente de siete campeonatos aquí, mientras que Djokovic nunca ha podido obtener este título.
En la final de mujeres, Serena Williams se apoderó de este certamen por segunda vez, al imponerse sobre la rumana Simona Halep (3ra preclasificada), por 6-3, 7-6 (5).
Williams ha conquistado el torneo en años consecutivos. Ahora, se dirige al U.S. Open en busca de conseguir los cuatro títulos del Grand Slam en un mismo año. Steffi Graf fue la última que logró esta hazaña, en 1988.
"Estoy lista", comentó Williams. "No me importa si gano, pierdo o incluso empato. Estoy lista para comenzar a buscar eso en el siguiente evento. Estoy lista para Nueva York".
La estadounidense Williams requirió seis intentos antes de ganar un título en Cincinnati. Federer no falla aquí.
El suizo nunca enfrentó punto para rompimiento y tiene marca de 7-0 en finales en Cincinnati, torneo que siempre saca lo mejor de él. Ama la atmósfera de Mason, pequeño suburbio de Cincinnati, antes de dirigirse a la presión de la gran ciudad en el Abierto de Estados Unidos, que se juega en Nueva York.
"No sé cuántos años pueda regresar, pero haré mi mejor esfuerzo para estar aquí más años en el futuro", dijo Federer.
En contraste, el jugador que ocupa el primer lugar en el escalafón mundial tiene registro de 0-5 en finales de Cincinnati, sin haber ganado un set. Djokovic codicia el título, el único que necesita para convertirse en el primer jugador que gana los nueve torneos Masters actuales de la ATP.
"La quinta vez que he estado en la final y nunca he ganado este título, así que supongo que debo esperar a que Roger se retire", dijo Djokovic. "He estado regresando cada año queriéndolo más".
Federer lo acompaña en su sentimiento.
"Realmente espero que puedas ganar aquí algún día", le dijo Federer en la cancha durante la entrega del trofeo. "Él lo merece; vamos, ha estado tan cerca".
Además de Cincinnati, Federer ha ganado siete títulos en Dubai y en Wimbledon, y ocho en Halle.
Fue el primer torneo de Federer desde que perdió ante Djokovic en la final en Wimbledon. Con la victoria, será segundo preclasificado en el Abierto de Estados Unidos, atrás de Djokovic.
Federer pasó las últimas semanas entrenando en Suiza, y llegó a Cincinnati esperando pulir su juego para el Abierto de Estados Unidos. Su servicio está justo donde lo necesita. Durante sus cinco enfrentamientos en Cincinnati, Federer no tuvo quiebre en contra durante 40 juegos con su servicio.
Enfrentó sólo tres puntos para rompimiento en toda la semana, y ninguno el domingo durante sus 11 juegos con servicio y el desempate.
Djokovic se salvó de cuatro puntos para rompimiento al inicio del primer set, y Federer nunca otorgó más de dos puntos por juego en su servicio camino al desempate. El serbio estrelló tres disparos en la red durante el desempate, ayudando a que Federer tomara el control. En este punto, estaba claro hacia donde se dirigía el match.
Otra victoria para Federer, otra desilusión para Djokovic.
Federer rompió el servicio de su adversario y se colocó 3-0 en el segundo set. Djokovic se recuperó de tres puntos para rompimiento durante un juego de 18 puntos que lo puso en 4-2, pero Federer sostuvo su servicio y concretó el triunfo cuando Djokovic realizó una devolución larga a un servicio. Entonces tomó la raqueta con su mano izquierda y señaló a cielo con su índice derecho en celebración, una de siete

Fuente: AP