La selección española vuelve a lo alto del baloncesto europeo 4 años después. España venció por 80-63 a Lituania en la final del Eurobasket 2015 celebrado en Francia. Tras los Europeos de 2009 y 2011, y el bronce hace dos años, los españoles pueden presumir por tercera vez de colgarse un oro en un EuroBasket. En cierta medida, ha sido la venganza de la final de 2003, donde Lituania superó a España por 93-84. De nuevo, la selección lituana es subcampeona de Europa.

En cuanto al partido, una vez más el MVP fue a parar a Pau Gasol, con 25 puntos y 12 rebotes. Sergio Rodríguez, que fue el otro español que entró en el quinteto ideal del torneo, repartió 6 asistencias, mientras que Llull cogió 6 rebotes, metió 12 puntos y dio 5 asistencias. Rudy (11), Reyes (8), Claver (7) y Mirotic (8) también colaboraron en este repaso a la selección lituana.

Solo podemos hablar de tres hombres del seleccionado de Kazlauskas. Kalnietis (14 puntos, 6 asistencias) y Seibutis (13 puntos, 4 rebotes) dieron leves chispazos en el segundo y tercer cuarto de remontada y cambio de cara en el ataque, pero España fue arrolladora durante todo el encuentro. El tercer jugador es Valanciunas, que intentó luchar con el intratable Gasol bajo el aro pero sin duda perdió la partida (10 puntos, 9 rebotes).

1º CUARTO

Comienzo rompedor de España con un 8-2 inicial. Las ayudas en defensa llegaban y había mucho acierto en los tiros. Fue el cuarto prácticamente perfecto para la selección de Scariolo: defendiendo de maravilla taponeando y recuperando hasta 7 balones, y anotando con lanzamientos seguros y con variedad en los tiradores. 19-8, con 8 puntos ya de Gasol.

2º CUARTO

El ritmo frenético español se mantuvo, y esta vez era Rudy el hombre del que hablar con 9 puntos. España sólo tenía una pega, y es que Lituania reboteaba mucho más: 23-14 en rebotes para los lituanos. Esto lo contrarrestaban los españoles recuperando hasta 10 balones que perdían los jugadores de Kazlauskas.

Llegando a estar 16 puntos por debajo, Kalnietis (7 puntos) y Seibutis (12 puntos y 3 rebotes) se encargaron de activar la ofensiva lituana para romper la barrera de los 10 puntos de diferencia antes de ir a vestuarios (41-33).

3º CUARTO

Los bloqueos lituanos facilitaban sus tiros y sus penetraciones, y apretaron la defensa en esta segunda parte. Pero la diferencia de puntos seguía ahí y cada vez que podía, España abría aún más brecha, pues iba recuperando terreno en la captura de rebotes (sólo 5 rebotes más llevaba Lituania). Finalmente, se fueron al último cuarto con máxima diferencia: 60-43.

Rudy Fernández tuvo que abandonar el pabellón después de recibir un duro y feo bloqueo, mostrando dolor en la espalda.

4º CUARTO

Los últimos diez minutos no comenzaron nada bien para España, que estaba muy errática en ataque dejando muchos regalos a Lituania.

La gran diferencia en el marcador empezaba a hacer estragos a la selección de Kazlauskas, pues aunque la ofensiva española estaba ausente, el tiempo pasaba y no lograban recortar mucha diferencia, además de perder a tres minutos del final a Valanciunas por su quinta falta.

La defensiva española mantuvo su pulso, y un triple de Gasol a poco menos de un minuto y medio del final para poner el 75-59, sentenciaba el partido. Para colmo, Kalnietis anotó de tres pero fue respondido por Llull, incluso Reyes recibió una falta durante el tiro del base del Real Madrid.