El Inter Movistar agrandó su leyenda e idilio con la Supercopa al conseguir la undécima para sus vitrinas tras derrotar por 6-2 al Jaén Paraíso Interior, con lo que es el equipo que mas veces ha conquistado el trofeo que da paso al inicio de la temporada

El inédito enfrentamiento en esta vigésimo sexta edición de la Supercopa era histórico, ya que se veían las caras por vez primera el actual campeón de Liga, el Movistar Ínter, con varias presencias en finales, y el sorprendente ganador de la Copa de España, el Jaén Paraíso Interior, que lo hacía por primera vez.
La historia, añadida al potencial de ambos equipos, otorgaba el favoritismo al conjunto madrileño, que desde el inicio mostró mayor presencia y dominio del partido.
El portugués Ricardinho, que en la gala del día anterior había manifestado que le hacia mucha ilusión lograr este primer titulo, fue el comandaba al Ínter y su permanente movilidad en posiciones cerca del área jienense maduraba lo que con el paso de los minutos se confirmaba con dos goles de Humberto, en los minutos 8 y 10, su superioridad.
El Jaén Paraíso Interior, agazapado atrás, trabajando a destajo, apenas ofrecía argumentos para despertar a los mas de 2.000 afinados que se desplazaron para animar a los suyos, por lo que el Quijote Arena, se convirtió en La Salobreja de la Mancha.
Fue con el 2-0 cuando los de Dani Rodríguez incrementaron sus salidas, pero ni Solano ni Dani Martín acertaron.
El Ínter siguió a lo suyo, dominado y buscando las líneas de pase necesarias para descolocar a la defensa jienense. Así llegó el tercero, de nuevo Humberto, en el minuto 19 (el trigoleador fue elegido mejor jugador del partido).
Con el 3-0 en contra, el Jaén salió más entonado de los vestuarios tras el descanso con ánimos de acortar distancias. Pero el conjunto madrileño, con idéntico guión moviendo mucho y bien la pelota, encontró el nuevo premio por medio de Ricardinho, que anotó el cuarto en el minuto 22 y dejo ya casi sentenciada la final.
Un arreón de orgullo hizo que el Jaén Paraíso Interior provocara que el jugador revelación Emilio Buendía, en el 37, y Dani Martín, al minuto siguiente, devolvieron las esperanzas a la marea amarilla, quienes al grito de 'si se puede', buscaban aminorar, aun más la ventaja interista.
Pero Rafael ponía el 5-2 en el minuto 38 y justo después (m.39) Ricardinho colocaba el definitivo 6-2, con lo que el Movistar Ínter, lograba, con justicia, el primer título de la temporada que recibió de manos de la alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora.

Fuente: EFE