Alberto del Río volvió en el PPV Hell in a Cell aceptando el reto abierto que proponía John Cena por el título de los Estados Unidos a cualquier luchador. Zeb Colter salió y presentó al mexicano quien se hizo con la victoria.



Esquivó un "Ajuste de Cuentas" y respondió con un BackStabber seguido de una superkick en la cabeza, que valió para conseguir la cuenta de tres sobre Cena. Del Río ya había sido campeón de la WWE y de los Pesos Pesados por partida doble, pero esta es la primera vez que se hace con el United States Championship.