España se adjudicó el Torneo Internacional Domingo Bárcenas en el que ha sumado sus partidos por amplias victorias y, ante uno de los favoritos para el próximo Europeo como es Polonia

Los Hispanos volvieron a exhibir sus principales señas de identidad, una defensa brillante, un Arpad Sterbik sideral y un ataque en el que el nivel individual de su plantilla ofrecía un amplio repertorio ofensivo y permitía brillar a un infalible Entrerrios y a Alex Dujshebaev.
Un tiempo muerto de los polacos permitió a estos minimizar inicialmente los daños, parecía que el partido iba a resultar más complicado para España pero, con la cobertura de un Sterbik que lo paraba todo, en un flash cogió una renta de cinco goles mediado el primer tiempo que sería clave para el desarrollo posterior del choque.
Enfrente estaba una de las favoritas para adjudicarse el Europeo pero eso no le afecta al equipo de Manolo Cadenas que, independientemente del rival, se ha convertido en una apisonadora de buen balonmano y, como la portería seguía infranqueable y el ataque funcionaba como un reloj de precisión, el partido prácticamente estaba resuelto para el descanso (14-7).
Cadenas no concede tregua y trasmitió la motivación que sin duda tenía por enfrentarse ante la selección del país en el que él entrena, los Hispanos siguieron firmes en defensa y luciéndose en ataque hasta llevar las rentas a diez goles (20-10) en el minuto 43.
Polonia bajó los brazos y como España no lo hizo, al final se produjo un resultado escandaloso que, al igual que ha ocurrido con Suecia, deja muy tocados en su confianza a los polacos, organizadores del torneo continental que comienza de manera inminente.
Síntesis del partido
26.- España: Sterbik, Rivera (3, 1 de pen.), Del Arco, Morros, Guardiola, Del Arco, Aginagalde, Entrerríos (6), Gurbindo (4), Alex Dujshebaev (5), Antonio García (1), Maqueda (1), Guardiola, Cañellas, Mindeguia (2), Baena (3), Ugalde (1). Pérez de Vargas.
12.- Polonia: Szmal, Lijewski (1), Krajewski (5), Glinski, Syprazk (1), Lucak, Wyszomirsky, Orzechowski, Bielecki, Wisniewski, Konitz, Grabarczyk, Maslowski (2), Daszek (1), Gebala, Szyba (1), Chrapkowski (1).
Árbitros: Raluy y Sabroso. Excluyeron a Gedeón Guardiola, Dujshebaev, Aginagalde, Krajewski, Grabarczyk (2), Gebala
Marcadores cada cinco minutos: 2-0; 4-3; 8-3; 9-5; 12-6; 14-7- descanso- 16-9; 19-10; 21-10; 23-11; 25-11; 26-12.
Incidencias: 2.000 aficionados llenaron por tercera jornada el polideportivo Artaleku de Irún. El extremo Víctor Tomás no fue alineado tras el golpe recibido en el tramo final del partido ante Brasil ayer. En el otro encuentro de la jornada Brasil sorprendió a Suecia por 28-25 y se hizo con la tercera plaza, relegando a los nórdicos al último lugar.

Fuente: EFE