Los Chiefs de Kansas City barrieron a los Houston Texans por 30-0 en la wildcard NFC con una espectacular defensa y un Brian Hoyer para olvidar. El quarterback de Houston completó 136 yardas sin ningún touchdown y 4 intercepciones (15/34 en pases completados). Llegaron a probar a Watt como quarterback para que realice una carrera en la línea de gol, pero ni con esas supieron llegar a la endzone de Kansas City.


Alex Smith hizo una modesta actuación con 190 yardas, completando el 77% de los pases, utilizando en gran parte al tight end Kelce (128 yardas). El running back Ware corrió 67 yardas y anotó una vez. Pero no todas son buenas noticias para los Chiefs, quienes perdieron a Maclin por lesión de rodilla.



En el otro partido de la wildcard de la NFC, los Steelers clasificaron para la final Divisional después de que Cincinnati les regalaran prácticamente la victoria en los instantes finales. Roethlisberger tiró de sus buenos receptores para avanzar en el ataque (Brown, Toussaint y Bryant), mientras que McCarron hacía lo que podía mediante las carreras de Jeremy Hill y Bernard, y las manos de AJ Green y Tyler Eifert.

Este partido bastante defensivo se decidió en los últimos minutos. Después de un touchdown de los Bengals (16-15 fallando conversión de 2 puntos) y acto seguido de una intercepción de Burfict, todo parecía apuntar a una victoria en casa. Sin embargo, a Jeremy Hill se le cayó el balón a 1:23 del final. Tras el fumble, los Bengals perdieron el control de la situación y provocaron dos faltas personales seguidas: una por un cabezazo muy feo de Burfict a Antonio Brown, y otra contra Pacman Jones sin el balón en juego. Esto hizo avanzar a los Steelers hasta la yarda 17, y con un field goal vencieron 18-16.