El Real Madrid tendrá la oportunidad de revalidar la Copa del Rey al clasificarse para la final tras derrotar por 86-80 al Laboral Kutxa Baskonia. Los de Pablo Laso aspirarán frente al Gran Canaria a su 2ª Copa ACB. Sergio Llull (15 puntos, 4 asistencias) fue el protagonista al encestar los últimos 8 tantos de su equipo.


Felipe Reyes capturó 9 rebotes y anotó 8 puntos, mientras que Ayón encestó 14 y cogió 6 rebotes, destacando la importancia la pintura del Real Madrid. Las altas anotaciones de Darius Adams (16), Causeur (14) y Hanga (12) no sirvieron para que su equipo disputara la final. Bourousis estuvo de nuevo de sobresaliente con un doble doble (16 puntos, 13 rebotes).

Las primeras ventajas fueron para los de Pablo Laso, que arrancaron muy fuertes y mentalizados del duro rival que tenían al otro lado de la cancha. La veteranía y experiencia del argentino Andrés Nocioni, el mexicano Gustavo Ayón y del capitán Felipe Reyes, le permitió al Real Madrid dominar el juego y el marcador y, sobre todo, sembrar dudas en su rival. El primer cuarto acabó con un 17-25.

Esto se alargó durante cinco minutos más, llegando al 26-26, hasta que Darius Adams irrumpió y cambió el guión del partido. Sergio Rodríguez se vio superado totalmente en su defensa al base estadounidense y por ahí llegó la crisis madridista que aceptó un parcial de 12-0 en poco menos de cuatro minutos que hizo posible la primera ventaja del Baskonia en el partido, 40-38, y yéndose a los vestuarios 44-40.

El trabajo madridista comenzó a dar frutos y las ventajas vascas iban reduciéndose, gracias entre otras cosas a Sergio Llull y al trabajo de Maciulis. El partido se estaba disputando ahora en el cuerpo a cuerpo. Nadie quiso dar un paso atrás y el marcador siguió bajo dominio del Baskonia que no permitió, hasta ese momento, al Madrid que volviera a tomar la delantera, y al final del tercer periodo el marcador fue de 61-60 para el Laboral.

Tras este vaivén vivido en el tercer tiempo, un 4-0 inicial para el Baskonia (65-60) se transformó en un 0-8 para el Madrid (65-68). El Real Madrid entró en los últimos cinco minutos con una renta de 6 puntos, 69-75, ventaja que neutralizó Ioannis Bourousis con dos triples consecutivos, 75-75. El toma y daca concluyó cuando Sergio Llull consiguió 8 puntos consecutivos en el último minuto que acabaron con las esperanzas de los vitorianos (80-86).