La estadounidense Lindsey Vonn conquistó su octava bola de cristal de descenso de la Copa del mundo de esquí alpino 2015-2016 y se colocó además como líder de la clasificación general.

Vonn, de 31 años y una leyenda del deporte blanco, fue segunda en el descenso de La Thuile, en Italia, por detrás de la local Nadia Fanchini, pero eso le bastó para asegurarse el título de descenso. Además, Vonn se sacudió la frustración del viernes, cuando cedió el liderato de la general en favor de la suiza Lara Gut tras perder un esquí en plena curva de un descenso.

La estadounidense cuenta con 580 puntos en la clasificación de la prueba más vertiginosa, una cifra inalcanzable para la canadiense Larisa Yurkiv (407) y la austríaca Cornelia Hütter (388) a falta de un descenso en el calendario.

Fanchini se impuso con un tiempo de 1:24,80 minutos, superando por 14 centésimas a Vonn y por 72 a la tercera, la también italiana Daniela Merighetti.