El enfurecido John Scott anotó dos veces durante el All Star Game de la NHL 3-on-3 y fue nombrado MVP por los aficionados después de liderar la División del Pacífico en su victoria por el campeonato por 1-0.



Scott no fue incluido entre los tres candidatos al premio MVP, pero los fans se encargaron de seleccionarlo una vez más. Los aficionados en Bridgestone Arena abuchearon los candidatos y gritaron por Scott.