El austríaco Marcel Hirscher logró de forma matemática y por quinta vez consecutiva el Globo de Cristal que lo acredita como ganador de la general de la Copa del Mundo, tras imponerse en Kranjska Gora (Eslovenia) un gigante, especialidad de la que también se ha asegurado el título.



En total el austríaco acumula ya once títulos en la Copa del Mundo. A esos cinco globos de cristal hay que añadir los de gigante de 2012, 2015 y 2016 y los de eslalon de 2013, 2014 y 2015. Suma un total de 89 podios (38 triunfos, 32 segundos puestos, 19 terceros) en la Copa del Mundo, además posee cuatro oros y dos platas en mundiales y una plata olímpica. El esquiador de 27 años igualóa así el histórico récord de cinco triunfos globales que logró para Luxemburgo Marc Girardelli, aunque, a diferencia de éste lo hizo de forma consecutiva.

La victoria de Hirscher en Eslovenia fue demoledora. Dominó ya la primera manga, por delante del francés Pinturault, quien se había impuesto en las cuatro citas anteriores e intentaba peligrar su título en gigante, y el alemán Felix Neureuther, que terminaron segundo y tercero, a 41 y 65 centésimas, respectivamente. Pero, además, también marcó el mejor crono en la segunda manga, acortado el recorrido por malas condiciones de la pista, donde Pinturault le metió presión con una buena bajada.