La Federación Internacional de Equitación (FEI) comunicó oficialmente a su homóloga española (RFHE) que dispone de una plaza "no nominativa" para participar en la modalidad de concurso completo (doma, salto en pista y cross) en los Juegos Olímpicos que se celebrarán en Río de Janeiro. Esta modalidad está considerada como el triatlón de la hípica. España no conseguía representación olímpica desde los Juegos de 2000.



El binomio participante seguramente será el conformado por el jinete catalán Albert Hermoso y el caballo anglo-árabe "Hito CP", que garantizaron la clasificación olímpica al meterse entre los 9 primeros del ránking olímpico después de que se perdiera la opción de clasificar como equipo en los campeonatos internacionales.

Con esta clasificación, la hípica española logra meter en los Juegos de Río a representantes en las tres modalidades ecuestres, algo que no sucedía desde Atlanta 1996.