SilverStorm El Salvador sumó su octavo título de liga, tras 6 años de sequía, al imponerse en la final de División de Honor al VRAC Quesos Entrepinares, campeón los 4 años anteriores. La final disputada en un abarrotado Pepe Rojo resultó muy igualada y se resolvió en el tiempo de prolongación. Un golpe de castigo de Sam Katz, 7 minutos después de que concluyera el tiempo reglamentario, puso el 23-24 definitivo y dio lugar al doblete tras la Copa del Rey ganada por El Salvador también ante el VRAC.



El Quesos salió con mucha intensidad, dispuesto a poner todas las cartas boca arriba desde el inicio, lo que se tradujo en un primer golpe de castigo en el minuto 2, que permitió a Griffiths inaugurar el marcador (3-0), que pudo haber empatado Katz 5 minutos después, pero falló en la transformación. El vigente campeón no dio tregua y, gracias a una jugada afortunada de Penha, que se encontró el balón de rebote tras dar en Alberto Díaz, logró el primer ensayo del partido para poner el 8-0, si bien El Salvador supo reaccionar y, tras un "maul", Marrón pudo posar el oval en la línea de marca quesera para acortar distancias con la posterior transformación de Katz (8-7).

Pero el VRAC no perdió la perspectiva y siguió dominando en el plano ofensivo, con lo que pudo disponer de otros dos golpes de castigo que Griffiths volvió a pasar con su solvencia habitual para ampliar la renta local hasta 14-7. Quedaría tiempo para que el Chami aprovechara la ocasión de hacer valer la potencia de su delantera, en una jugada que provocó un nuevo golpe de castigo transformado por Katz, para dejar el resultado al descanso con un 14-10.

El Quesos comenzó golpeando primero en la segunda mitad, de nuevo de la mano de Griffiths, a lo que respondió de inmediato el cuadro colegial con su pateador como protagonista (17-13), en los diez primeros minutos, que repetiría en el minuto 20 para dejar la renta quesera al mínimo (17-16). Ambos equipos buscaban sorprender al rival pero las defensas se mostraron muy serias, aunque Griffiths conseguía encontrar un resquicio para anotar un drop (20-16). Quedaban diez minutos para el final y el Chami se quedaba con un jugador menos tras recibir Álvaro Núñez tarjeta amarilla. El Quesos partía con ventaja y se afianzó en defensa para impedir que el Chami pudiera variar el resultado, pero éste no tiró la toalla y, con una buena jugada a la mano, se puso por delante por primera vez tras el ensayo de Raphael Blanco (20-21), aunque de inmediato el VRAC volvía a aprovechar un golpe para recuperar el control (23-21), a tan solo 1 minuto para el final.

En el minuto 87, Katz, de nuevo, con un nuevo golpe de castigo, recuperaba la ventaja para su equipo (23-24), que ya sería definitiva y que supone la octava liga para el cuadro colegial.