El último programa de RAW antes de Battleground 2016 y a un día del Draft de Smackdown en directo dejó mucha polémica, puesto que Seth Rollins se volvió a consagrar Campeón Mundial de los Pesos Pesados de la WWE en medio de mucha polémica y con un pin dudoso que avaló Stephanie McMahon.

Dean Ambrose llegó con el cinturón de campeón a la pelea estelar de RAW y como contendiente tenía a Seth Rollins que buscaba venganza luego de que el 'Lunático' le arrebató el título en Money in the Bank con el maletín.

Seth Rollins le aplicó un Superplex a Dean Ambrose desde la tercera cuerda y de puro instinto, el 'Lunático' enganchó e hizo un "small package", pero el detalle que marcó la polémica fue que Ambrose tenía la espalda plana, por lo que el conteo fue para ambos. La decisión la dio Stephanie McMahon. El árbitro estaba herido tras ser golpeado y no brindó una versión oficial, pero fue Stephanie McMahon la que tomó el micrófono y anunció a Seth Rollins como nuevo Campeón Mundial Peso Pesado de la WWE.