Las guerreras perdieron su segundo partido en Rio por 21-24 frente a una Rumania que se jugaba seguir viva en la competición olímpica y que desde el principio planteo un partido muy duro en lo físico. Este resultado aprieta aun más si cabe el grupo A del balonmano femenino en la lucha para pasar a cuartos de final.


Marta Mangué lanza a puerta en el partido
Silvia Navarro en portería, Marta Mangue, Shandy Cabral, Eli Pinedo, Eli Chavez, Carmen Martín y Nerea Pena comenzaban el partido marcado en los primeros minutos por ligeros nervios por parte de ambos conjuntos e intercambio de goles habitual. 
El ataque español continuaba con el atasco al que nos tiene acostumbrados, sin encontrar soluciones ante el muro rumano, mientras en el otro área Neagu conseguía salvar el candado español mediante lanzamientos de larga distancia que daban a Rumanía un parcial de +3 (3-6 minuto 9) que obligaba a Jorge Dueñas a pedir tiempo muerto para reclamar mas intensidad a las guerreras. A la vuelta a la cancha, España poco a poco fue metiéndose en el partido, subiendo la intensidad y aprovechando las pérdidas rumanas y las paradas de Silvia Navarro para empatar el partido (8-8 minuto 17) liderados en ataque por Marta Mangué que parece que por fin aterriza en Rio tras sus hasta ahora discretos partidos. Sin embargo, Rumanía seguía penetrando en la defensa española con ligera facilidad, sobre todo por el costado izquierdo, haciendo que España cambiara la defensa a un 5-1 avanzado para intentar tapar la herida. (9-11 Minuto 23). Esta cambio en defensa fue bastante eficaz, lo que, sumado a una mayor fluidez en ataque, parecía que podía hacer que las guerreras alcanzaran a Rumaníaa pero la actuación de Ungureanu en portería sumado a varias perdidas en ataque hicieron que las guerreras 
se fueran al descanso por debajo en el marcador. (11-13)

El cambio defensivo final no sirvió para alcanzar la victoria
A la reanudación del partido España seguía sin encontrar su sitio en ninguna de las dos áreas, encajando un 0-4 de salida (11-17 minuto 36) con Neagu liderando a Rumanía desde la larga distancia que obligaba de nuevo a Jorge Dueñas a pedir tiempo muerto. No sabemos que les diría a las guerreras, pero a la vuelta las nuestras anotaban un 6-1 cimentado principalmente en la defensa muy intensa que colocaba el 17-18 en el minuto 43 y hacia a Rumanía pedir tiempo muerto. 
Este tiempo muerto no cambió nada y España se ponía por delante en el marcador 19-18 en el minuto 45. Sin embargo, la portera Ungureanu no iba a dejar que fuera todo tan fácil y seguía haciendo grandes paradas que hacia que España llegará 19-20 al minuto 50. 
En la recta final los nervios de ambos equipos se hicieron patentes, fallando ambos ataques muy sencillos y llegando 20-20 a los 5 minutos finales.
Unos 5 minutos finales que fueron de infarto, con Rumania logrando una ventaja de 21-23 a falta de dos minutos y medio para el final que hizo a Jorge Dueñas pedir su último tiempo muerto para intentar lograr el empate, pero Ungureanu de nuevo en la porteria y Neagu (9 goles al final del partido) en el siguiente ataque certificaron la derrota de las guerreras por el 21-24 final-

España necesitará ganar su siguiente partido contra Angola (Que tambien se jugará pasar de ronda y que ya ganó a las rumanas) el domingo para certificar su pase a cuartos en el Balonmano Femenino.