El piloto británico Cal Crutchlow (Honda) consiguió su primera victoria en el Gran Premio de la República Checa tras una carrera espectacular, en la que logró escalar del décimo puesto al primero. Desde Barry Sheene en 1981, un británico no ganaba una carrera en la categoría reina.

Crutchlow se adjudicó la victoria tras haber arriesgado con la elección de los neumáticos, ya que apostó por montar gomas de lluvia duras delante y detrás, a diferencia del resto de los pilotos.

Valentino Rossi (Yamaha) acabó en segunda posición, tras salir sexto y lograr una gran remontada hasta acabar en el podio. El piloto italiano, así, logra adelantar con 144 puntos en la clasificación general a su compañero de equipo Jorge Lorenzo, que acabó último tras haber tenido varios problemas con su moto. Marc Márquez (Honda), por su parte, completó el podio en una carrera de locos.