Marin Cilic sorprendió al británico Andy Murray, primer cabeza de serie y recién bicampeón olímpico. El croata logró en Cincinnati su primer Masters 1000 y su 15º título, tras derrotarlo en dos sets por 6-4 y 7-5 en 1 hora y 34 minutos de juego. Pone fin así a la buena racha del jugador de Glasgow, que acumulaba 22 victorias consecutivas.

El primer set fue dominado por el jugador croata, que pudo romper el servicio del número dos del ránking de la ATP y consolidar el break con un 4-2 que le permitió llevarse la manga inicial por 6-4. En la segunda Murray reaccionó en busca de igualar el marcador y el partido estuvo mucho más equilibrado, pero con 5-5, Cilic logró quebrar el servicio del británico en el undécimo juego y aprovechó su buen servicio para rematar el partido.