Foto: @Rio_2016
La selección australiana de rugby 7 se proclamó campeona olímpica tras imponerse a la poderosa Nueva Zelanda por 24-17 en el Estadio de Deodoro, en Río de Janeiro, en una final arbitrada por la española Alhambra Nievas.

Comenzó el partido con un ensayo de las Kiwis, lo cual hacia presuponer que iba a controlar el choque, pero no fue así. Australia mostró un gran juego y enlazo dos ensayos seguidos que daban la vuelta al marcador aún en la primera parte.

Con un esquema muy serio las australianas continuaron aumentando la ventaja, aprovechando la superioridad que tuvo al ver Portia Woodman, una de las grandes estrellas neocelandesas, la tarjeta amarilla. No tuvo su mejor noche la jugadora Kiwi, que nada más volver al campo provocó en un fallo de manos, un nuevo ensayo aussie.

Con el tiempo ya cumplido, Portia, ahora sí en una buena acción anotó el 3° ensayo, finalizando el torneo como máxima anotadora con 10 ensayos.

El partido terminaba con el marcador 24-15 favorable a Australia que culmina con este oro olímpico un año de seven espectacular, pues también se proclamaron campeonas de las series mundiales.
El tercer lugar del podio fue para Canadá que se impuso a Gran Bretaña por 33-10.

Estados Unidos venció ante Francia 19-5 y terminaron 5° y 6° respectivamente. Las Leonas por su parte firmaron un gran último choque ante Fiji venciendo por 21-0 y logrando una histórica 7° plaza olímpica y consiguiendo diploma.