La checa Karolina Pliskova mantuvo una semana más el reinado de Serena Williams en el ranking de la WTA tras imponerse en la final del torneo de Cincinnati a Angelique Kerber y dejar a esta sin la posibilidad de convertirse en la nueva número uno. La alemana necesitaba llevarse el triunfo en la ciudad estadounidense, pero sucumbió por 6-3, 6-1.

Pliskova se llevó el hasta el momento el título más valioso de su carrera, sexto en total y segundo del año tras el de Nottingham, después de firmar un gran partido, con 26 puntos ganadores, todo lo contrario que una Kerber, demasiado errática (32 errores no forzados).