El español Jesús Tortosa rozó el bronce en su debut olímpico. Cayó derrotado en su primer combate ante Shuai Zhao, quien sería más tarde el campeón de - 58 kg, y por ello acudió a la repesca cuando el chino se presentó en la final.


La férrea defensa de Shuai Zhao hizo dar la vuelta al marcador en su combate con Tortosa. El madrileño empezó 2-0, pero en la 2ª ronda  recibió una patada en la cabeza que puso el 2-3. Jesús empató a tres, pero en el último asalto, el joven de 18 años fue golpeado nuevamente en su casco para situar un 7-3 demoledor y definitivo.

El español peleó en la repesca con el marroquí Omar Hajjami, quien sucumbió de forma clara en cuartos con Shuai Zhao por 8-1. Jesús Tortosa controló muy bien el combate y acabó superando al africano por 4-1 para aspirar al bronce.

Pero ahí se encontró al alto dominicano Luisito Pie, que había eliminado al bronce olímpico de Londres 2012 Óscar Muñoz y al portugués Rui Bragança, actual campeón de Europa. Así, llegó a semifinales pero se topó con el thailandés Tawin Hanprab, que se curró la eliminación del doble campeón mundial surcoreano Kim Tae-hun y venció 11-7 al dominicano para asegurarse medalla. Luisito Pie le puso las cosas casi imposible a Tortosa en la pelea por el bronce, llegando a finales del combate con un claro 5-0 (uno de los puntos subió por Marco Carreira, que se puso de pie en una ocasión y fue penalizado). De esta forma, Jesús Tortosa se va de sus primeros Juegos Olímpicos peleando por las medallas y con un meritorio diploma olímpico.

Sin embargo, una sanción hacía poner el 5-1, a 5 segundos del final, y, acto seguido, el español consiguió conectar una patada con giro en la cabeza que hizo empatar y forzar el llamado punto de oro. Esta 4ª ronda es siempre una lotería, y el dominicano consiguió golpear a 22 segundos del final una patada en el pecho cuando parecía que Tortosa tenía ya el bronce, pues al finalizar el tiempo en empate el árbitro decide el ganador, y el madrileño había logrado tocar en este cuarto asalto antes que Luisito Pie, y además más veces que su rival.

Finalizamos este repaso por la primera jornada del taekwondo en Londres 2012 con el oro que se colgó Shuai Zhao. El tercero del Mundial de 2015 hizo un torneo impecable y en la final ante Hanprab salió a por todas colocango un 4-1 que sería determinante. El thailandés se acercó al marcador con una acción de 3 puntos en la cabeza del chino para llegar al tercer asalto 5-4, pero Zhao estuvo tranquilo y mantuvo la diferencia.

En la competición femenina, se disputó el torneo del peso más ligero también, del -49 kg. La surcoreana Kim Sohui tomó el legado de Wu Jingyu, que esta vez cayó en cuartos de final y en la repesca, y se proclamó campeona de la categoría. La campeona del mundo en 2011 y 2013, confirmó su triunfo en la final con un ajustado 7-6 ante la recién campeona de Europa serbia Tijana Bogdanovic. Excepto en primera ronda, la surcoreana tuvo duros e igualados combates.