Dura derrota de la Selección femenina de España en el encuentro de cuartos de final que les enfrentaba a Rusia por 12-10. Tras un buen inicio de partido, las rusas se escaparon en un horrible final de tercer cuarto donde las nuestras no supieron frenar el ataque ruso y luego ya no pudieron remontar en el último periodo.

            España jugó el tercer partido de la jornada con la ilusión de meterse en las semifinales y defender la medalla de plata obtenida en Londres 2012. El seleccionador ruso sorprendía al comienzo con la inclusión en la portería de Anna Karnaukh en lugar de su portera habitual, Ustyukhina. El partido comenzó muy bien para las nuestras, puesto que Roser Tarragó ganaba el primer sprint y poco después llegaba el primer tanto en un contraataque que finalizaba Mati Ortiz tras un gran pase de Maica García.

            Rusia conseguía la igualada a continuación por medio de Nadezhda Glyzina, aunque poco iba a durar ese empate puesto que Laura López ponía el 2-1 favorable a España con un gran lanzamiento exterior. Ambos equipos desaprovecharon una superioridad, pero España si aprovechó su segunda con un gran tanto de Laura Leitón rematando desde el centro el saque rápido de Anni Espar, colocando el 3-1 para nuestras chicas.


            A falta de un minuto para el final del primer cuarto llegaba el segundo gol de Rusia y el segundo en la cuenta particular de Glyzina. Con este resultado de 3-2 favorable a España se llegaba al final del primer periodo.

            Segundo sprint, segundo para Roser. La defensa rusa se mostraba mas intensa y bloqueaba un lanzamiento de Bea Ortiz, que a continuación cometía un penalty que era anotado nuevamente por Glyzina que ponía el empate a 3. Roser Tarragó también tuvo su opción desde los cinco metros pero su disparo fue parado por Karnaukh. Se defendió bien la siguiente exclusión, bloqueando el tiro de Glyzina, y nos pusimos nuevamente por delante en el marcador gracias a un contraataque tras un tiro al palo de Simanovic que era materializado de manera magistral por Roser Tarragó.

            Evgeniya Ivanova lograba el empate a 4 con un lanzamiento lejano mientras estaba volviendo Marta Bach de una exclusión. Un momento importante se produjo a continuación cuando el ataque español fue incapaz de hacer buena una doble superioridad para poco después recibir un gol de Anna Grineva que le daba la primera ventaja en el marcador a Rusia por 5-4.


            Aun así, España reaccionó y merced a un lanzamiento lejano con bote de Roser Tarragó lograba el empate cuando quedaban únicamente diez segundos para el final del periodo, aunque todavía le quedó tiempo a Ekaterina Prokofyeva de realizar un lanzamiento al palo. Con este resultado de 5-5 y todo por decidir se llegaba al descanso del partido.

            Un nuevo sprint ganado por Roser permitió que en el primer ataque del cuarto España volviese a tomar ventaja con un sensacional lanzamiento cruzado de Anni Espar. Laura Ester paró un tiro de Ivanova en superioridad, aunque poco después no pudo parar el revés de Anna Timofeeva desde la posición de boya que volvía a poner el empate en el marcador, esta vez a 6.


            Un nuevo penalty favorable a España cometido por Grineva era lanzado en esta ocasión por Laura López que anotaba el 7-6 para nuestras “Guerreras del Agua”. Poco tardó en igualar Rusia, con un bonito lanzamiento de cuchara, nuevamente desde la boya, de Anastasia Simanovich.

            España empezaba a mostrarse espesa en ataque, desaprovechando una superioridad y siendo pillada a la contra por Glyzina que colocaba el 8-7 favorable a Rusia en el luminoso. Paula Leitón lograba el empate a ocho en superioridad con un lanzamiento desde el poste.


            Y llegaron los “minutos tontos” en los que Rusia abría brecha en el marcador, primero con un tanto de Simanovich en una doble superioridad y luego en otro contraataque, una de las mejores virtudes de las rusas, anotado por Prokofyeva. El ataque español se empezó a mostrar inoperante, y se llegó al final del tercer cuarto con un 10-8 favorable a Rusia.

            El sprint inicial del último cuarto se lo llevó Ekaterina Lisunova, y las rusas empezaron a contemporizar. Además la suerte tampoco estaba de nuestra parte y primero Roser Tarragó y posteriormente Maica García en superioridad enviaban sus lanzamientos al larguero.

            Laura Ester nos mantenía con opciones en el partido con sus paradas sobre Gorbunova y Prokofyeva, pero el ataque seguía sin dar frutos, y nuevamente se topaba con el larguero en un disparo de Laura López. Aun así, a falta de dos minutos y medio España se ponía a un solo gol de distancia gracias al lanzamiento cruzado de Roser Tarragó.


            Todavía había esperanzas, pero una vaselina de Elvina Karimova, a la que se le había dejado demasiado espacio, complicaba mucho la situación del combinado español, y más aun cuando se volvían a topar con el larguero en el lanzamiento de Judith Forca.

            Para colmo de males, un lanzamiento lejanísimo de Prokofyeva cuando se le acababa el tiempo de posesión se colaba por la escuadra de la portería de Laura Ester y ponía el 12-9 para Rusia con sólo 1:21 para el final.

            A la desesperada, Laura López anotaba desde el poste en superioridad, pero ya no quedaba tiempo y en el último ataque español, como no podía ser de otra forma en este último cuarto, Laura López se volvió a topar con el palo de la portería rusa.

            Al final, derrota por 12-10 ante una Rusia que supo hacer valer sus virtudes y una España que se mostró excesivamente bloqueada en ataque. A pesar de todo, nos podemos sentir muy orgullosos, tal y como me siento yo, de nuestras chicas, que lo dieron todo y que además la suerte le fue esquiva.


            La jornada de cuartos de final comenzó con el choque más desequilibrado, el que enfrentaba a las grande favoritas, Estados Unidos, frente al equipo más débil de la competición, Brasil. Partido sin historia y paliza importante la inflingida por las estadounidenses, que dominaron desde el principio para llegar al final del tercer cuarto con una ventaja de 13-0, con la guardameta Ashleigh Johnson parando los pocos lanzamientos que la defensa le permitía a las jugadoras de Brasil. Las brasileñas maquillaron un poco el marcador anotando tres goles en los minutos finales, ante la algarabía de su público. El resultado final de 13-3 clasifica a Estados Unidos para las semifinales.


            Las rivales de las estadounidenses salían del choque que enfrentó a Australia con Hungría, un encuentro tremendamente igualado que se tuvo que dilucidar en la tanda de penaltis tras igualas a 8 en el tiempo reglamentario. Las australianas había tomado la iniciativa al comienzo del partido con un parcial de 3-0, una ventaja que mantuvieron durante la primera parte e incluso ampliaron hasta un 5-1 con sus jugadoras Rowie Webster y Ash Southern muy acertadas de cara a puerta, pero una reacción final de Hungría hizo que se llegase al descanso con 5-3 favorable a Australia. Las húngaras llegaron a igualar el marcador durante el tercer cuarto, pero un gol de Glencora McGhie le daba ventaja de 7-6 a Australia, que ampliaría Bronwen Knox ya en el último cuarto. Hungría conseguía el empate con goles de Barbara Bujka y Dora Antal, este último a 2:59 del final del partido, un resultado que ya no se movió y así se iba al Shoot-out.

            En esta tanda definitiva todas iban anotando hasta que en el tercer lanzamiento de las australianas se producía el fallo de Bronwen Knox, que lanzaba al palo derecho de la portería de Orsolya Kaso. Y fue Dora Antal, la que había forzado estos lanzamientos, quien se encargó de anotar el quinto y último lanzamiento de su equipo para lograr la victoria por 13-11 y darle el pase a Hungría para disputar las semifinales ante Estados Unidos.


            Tras el partido de España, en el último encuentro de cuartos, Italia se impuso a China con bastante claridad por 12-7, clasificándose para las semifinales. El primer cuarto estuvo muy igualado, y fue en el segundo cuando las italianas empezaron a abrir hueco en el marcador, llegando al descanso con una ventaja en el marcador de 4-2. Por China era Cong Zhang la que mantenía vivas las opciones de su equipo, pero el poderío en el lanzamiento exterior de las italianas permitía que mantuvieran un cómodo colchón de ventaja, acabando el tercer cuarto con 8-4 para Italia. Aunque China tuvo un pequeño atisbo de reacción no pudieron concretarlo y los tantos de Teresa Frassinetti y Rosaria Aiello dejaban en cinco goles de ventaja la diferencia final favorable a Italia.

            España volverá a enfrentarse a China en la lucha por el 5º al 8º puesto, donde también se encuentran Australia y Brasil. Confiamos en que nuestras chicas se recuperen del palo recibido y logren el quinto puesto. Vamos chicas!!!!


Ignacio Ortiz

@00CAFETERO