Se avecina la NBA, estamos a pocos días de la pretemporada y han ocurrido importantes bajas para este año y algunas últimas incorporaciones para ir con todo a este preparativo para la season 2016-2017.
Los Milwaukee Bucks han sido los más perjudicados al recibir la noticia de la lesión de Khris Middleton, uno de los pilares de este joven equipo junto a Jabari Parker y Antetokounmpo. El alero de 25 años estará ausente durante 6 meses por sufrir un desgarro en los isquiotibiales de su pierna izquierda y tendrá que pasar por el quirófano esta semana.

Para suplir a Middleton, los Bucks se han movido para fichar rápidamente a Jabari Brown, escolta de 23 años que promedió más de 32 puntos la temporada pasada en China con Foshan Long Lions, y ya jugó con los Lakers hace dos años. 

También han incorporado a Jaleel Roberts, un pívot intimidante de la UNC Asheville que ya luchó por una plaza en equipos NBA el año pasado durante la pretemporada de los Wizards. Os informamos que el equipo de Washington ya tiene concretada su plantilla.

Por su parte, en Milwaukee se desprendieron del recién contratado Xavier Henry, con el que han decidido finalmente no contar por su estado físico y miedo a que ocurra un nuevo caso “Middleton”.
Quizás el movimiento más importante en esta misma franquicia ha sido el traspaso de Michael Beasley, traspasado de Houston a Milwaukee Bucks a cambio de Tyler Ennis, base que dará profundidad a los Rockets. Beasley, nº 2 del Draft 2008, pasó la temporada pasada en la ciudad texana solo por 20 partidos y luego en los Shandong Golden Stars chino. El polémico y algo conflictivo jugador de 27 años, suma 8 temporadas NBA en las que ha promediado 13 puntos y 4’8 rebotes. Papel difícil de intentar hacer olvidar a Middleton para Beasley.
 La otra baja importante la ha protagonizado Paul Millsap, quien estará 3 semanas alejado del parquet de Atlanta. Los Hawks decidieron someter al jugador a un “procedimiento preventivo para reducir una hinchazón leve en su rodilla derecha”, y así impedir que la lesión vaya a peor. De esta forma, los tres primeros encuentros de pretemporada estarán en duda su presencia.

Comencemos una ronda de fichajes con vistas únicamente a la training camp:

Los Houston Rockets han acordado con Bobby Brown para que dispute la pretemporada. El escolta tendrá de nuevo una oportunidad de jugar en la NBA a sus 32 años, viniendo del Dongguan Leopards chino (29’2 puntos y 6’3 asistencias por partido), y posteriormente acabó el año con el Besiktas turco (17 puntos y 4’5 asistencias por encuentro).

En Los Angeles, los Clippers han incorporado a Dorell Wright (alero de 30 años campeón de la NBA 2006 con Miami) y Xavier Munford (base de 24 años que lleva dos temporadas en los Bakersfield Jam y que debutó en la NBA el año pasado jugando 18 partidos en los Grizzlies). Ambos tendrán un contrato sin garantizar, y tendrán demasiado difícil quedarse en un roster que está al completo con 15 jugadores con contrato garantizado.

El veterano Rasual Butler, a sus 37 años llegará a los Minnesota Timberwolves para intentar hacerse con la plaza vacía que ha dejado Garnett. El alero proviene de los Spurs y ha pasado por 8 equipos diferentes, teniendo una media de 7’5 puntos, y 2’4 rebotes.

Utah Jazz consigue al agente libre Eric Dawson, ala-pívot procedente del Blackwater Elite filipino donde promedió 18’2 puntos, 15’2 rebotes, 4’7 asistencias, 2’3 robos. A sus 32 años ha pisado 11 países diferentes, y tuvo un breve paso en 2012 en los Spurs. También se sumará a Utah el pívot Henry Sims, que cuenta con 135 encuentros NBA en 4 años junto a la franquicia de New Orleans (7’6 puntos y rebotes en 18’8 minutos de media).
Scott Wood regresa a Estados Unidos de la mano de los Warriors. Con un contrato semi-garantizado, el base tirador de 26 años intentará hacerse un hueco tras jugar con UCAM Murcia la pasada campaña (9’1 puntos, 1’6 rebotes en 21’1 minutos).
Los Cavaliers han alcanzado el máximo de 20 jugadores para pretemporada, incorporando a Dahntay Jones y a Jonathan Holmes. Jones, todo un veterano con 35 años, quiere volver a la NBA tras pasar el pasado año en el Grand Rapids Drive de la D-League. Por otro lado, Holmes, joven alero de 23 años, pretende hacerse un sitio definitivamente en la liga, esta vez en Cleveland, tras intentarlo la campaña de su elección (seleccionado en el draft 2015 por los Celtics) con los Lakers en la pretemporada de hace un año.
Y no hay mejor manera de acabar estos repasos de fichajes con un equipo que ya no nos dará más quebraderos de cabeza. Los New Orleans Pelicans han cerrado definitivamente su roster con la incorporación del base Quinn Cook, el nombrado recién mejor novato de la D-League (19’6 puntos, 5’4 asistencias, 3’9 rebotes y 1’2 robos de media en los Canton Charge). Así, la franquicia de Luisiana llega a 20 jugadores con este joven de 23 años que fue campeón universitario en 2015 como titular en Duke, pero que aún no ha pasado de los partidos de verano en la NBA, tras intentarlo hace un año con Thunder y Cavaliers.