No hubo demasiada suerte para la representación española en la piscina del Estadio Acuático de Rio de Janeiro en la jornada del sábado 10 de Septiembre, la tercera de competición. Las actuaciones más destacadas de nuestros nadadores fueron un cuarto puesto de Israel Oliver, un quinto de Teresa Perales y un sexto de Ariadna Edo, la misma posición que ocupó Miguel Ángel Martínez Tajuelo.

            Ocho fueron los españoles en esta jornada, de los que cuatro disputaron las finales, siendo la cosecha de records mundiales menos productiva que en los días anteriores, puesto que fueron “solamente” ocho los conseguidos, para un total de 33 en lo que va de Juegos Paralímpicos.

            La jornada matinal comenzó, como no, con un record mundial en la segunda serie de la primera prueba que se disputó, los 100 Braza masculino (Categoría SB-7), de la mano del colombiano Carlos Serrano Zárate con 1:14:01, el quinto record que lograba este nadador en el último año.

            La primera española en competir fue Teresa Perales, que llegaba a los Juegos con la tercera mejor marca de inscripción en los 50 Mariposa femenino (S-5). Perales se impuso en la segunda serie con un tiempo de 47:73, la tercera mejor marca para la final, aunque lejos de los 43:90 que marcó la china Xihan Xu en la primera serie. A priori, las principales rivales en la lucha de Teresa por las medallas, además de la china, serían la húngara Reka Kezdi (46:13) y la italiana Giulia Ghiretti (48:33), aunque sin olvidar a la noruega Sarah Louise Rung, que sorprendentemente solo hizo la séptima mejor marca para clasificarse a la final (50:63).


            El siguiente español en acción fue el iliturgitano Miguel Ángel Martínez Tajuelo en la primera serie de los 50 Espalda masculino (S-3), en la que quedó segundo (51:69) tras el ucraniano Dmytro Vynohradets (45:97), clasificándose para la final con el quinto mejor tiempo. Mi comprovinciano partía con opciones de medalla para la final, aunque se presentaba como una empresa bastante complicada.

            Un nuevo record mundial realizado por una nadadora china llegó en la segunda serie de los 50 Espalda femenino (S-3). Qiuping Peng dejaba la nueva plusmarca en 49:91, cuarenta centésimas por debajo del record anterior.


            En la tercera serie de los 200 Estilos masculino (SM-13) se producía el debut del español Iván Salguero Oteiza, ocupando la quinta posición con 2:23:05 en una serie dominada por el bielorruso Ihar Boki (2:06:13, record paralímpico). La marca de Iván Salguero solo le permitió ocupar la duodécima posición, quedándose fuera de la final.

             Triple representación española en las series de los 200 Estilos femenino (SM-13): Ariadna Edo Beltrán, Marta María Gómez Batelli y Marian Polo López.

            Ariadna Edo llegaba a estos Juegos con la sexta mejor marca de inscripción de las 17 participantes, lo que le daba bastantes opciones de meterse en la final. Ariadna se situó tercera desde el principio, mejorando a partir de la mitad de la prueba para finalizar segunda de la serie con 2:38:29 tras la ucraniana Anna Stetsenko con 2:31:96.

            En esa misma serie nadó también Marta María Gómez Batelli, realizando toda su carrera en cuarta posición para llegar al final con un tiempo de 2:45:84, un poco mejor que su marca de inscripción, pero que no fue suficiente para darle el paso a la final, puesto que acabó en decimocuarta posición.

            La tercera de nuestras chicas en participar fue la jovencísima Marian Polo, que ocupó la cuarta plaza en una serie durísima donde la uzbeka Fotimakhon Alimova lograba batir el record mundial con un tiempo de 2:24:43 (curiosamente, Marian también estuvo el primer día en la misma serie de los 100 Mariposa en la que Alimova batió el record mundial). Muy buena actuación de Marian, que con su tiempo de 2:41:19 mejoró su marca de inscripción en casi cuatro segundos, lo que da muestra de la gran progresión de esta joven quinceañera, aunque no fue suficiente para meterse en la final, ocupando el undécimo puesto a menos de un segundo de la octava plaza.

            El cuarto y último record mundial batido en las pruebas matutinas fue realizado por el “sorprendente” ucraniano Maksym Krypak en los 100 Espalda masculino (S-10) con un fantástico tiempo de 58:25 nadando por la calle 2. Aunque ya no es sorpresa lo que está realizando Krypak tras el oro que logró en los 50 Libres, lo cierto es que llegaba a los Juegos con el noveno tiempo de inscripción.


            La última hispana de la mañana fue Isabel Yinghua Hernández Santos en la prueba de los 100 Espalda femenino (S-10), quedando séptima en la segunda serie con 1:15:95, ocupando finalmente el 13º puesto.

            La sesión de finales comenzó con el segundo record mundial del día para el colombiano Carlos Serrano en los 100 Braza masculino (SB-7), rebajando en más de un segundo y medio su tiempo de la mañana, quedando la nueva plusmarca en 1:12:50.


            En la misma prueba pero en categoría femenina la estadounidense Elizabeth Marks se colgaba el oro con un nuevo mejor registro mundial de 1:28:13, dejando nuevamente a su compatriota Jessica Long sin el ansiado oro que tanto se le está resistiendo en estos Juegos, donde con esta medalla ya son dos las platas que ha conseguido, además de un bronce.

            No pudo ser, y Teresa Perales se quedó sin medalla en la final de los 50 Mariposa femenino (S-5). Aunque Teresa salió en cabeza se encontraba incómoda y fue rápidamente superada por la china Xihan Xu, que se escapaba claramente camino de la medalla de oro. Por la calle 1 la noruega Rung rebasaba también a la española, que empezaba a ceder ante el empuje final de sus rivales. El oro fue incontestable para Xihan Xu con 43:62, siendo la plata para Sarah Louise Rung con 45:67, que estuvo a punto de ser alcanzada por la italiana Giulia Ghiretti que fue bronce con 45:74 y por la húngara Reka Kezdi, cuarta con 45:82. Teresa Perales se hundió en los últimos metros y finalizó en la quinta posición con 47:36. Una pena que no pudiese llegar al podio, esta es la primera final disputada por Teresa en la que no ha conseguido medalla, pero ella misma tenía claro que esta era la prueba donde más complicado lo iba a tener, y seguro que le servirá de acicate para darlo todo en sus próximos compromisos.

            A continuación llegó la final de los 50 Espalda masculino (S-3) donde Miguel Ángel Martínez Tajuelo finalizó en sexta posición con un tiempo de 52:87, a algo más de seis segundos de las medallas. Tras la salida los nadadores de las cuatro calles centrales se escaparon rápidamente, disputándose las medallas entre ellos, siendo el oro para Dmytro Vynohradets (44:94), la plata para el chino Wenpan Huang (46:11) y el bronce para el italiano Vincenzo Boni (46:67).

            La china Qiuping Peng emulaba lo realizado en esta misma jornada por Carlos Serrano y lograba el oro en los 50 Espalda femenino (S-3) rebajando el record mundial que había realizado por la mañana, ahora con una marca de 48:49, casi un segundo y medio por debajo de lo realizado en las series.

            Ariadna Edo fue sexta en la final de los 200 Estilos femenino (SM-13), mejorando sus prestaciones de la mañana con un tiempo de 2:36:45. Ariadna salió bien e hizo el primer largo de Mariposa en el grupo de cabeza, pasando en quinta posición, y todavía se mantuvo cerca de las medallas en el tramo de Espalda. A partir de este momento las favoritas comenzaron a escaparse con las dos uzbekas en cabeza, pero en el último largo de crol la estadounidense Rebecca Meyers recuperaba toda la desventaja que llevaba y se hacía con el oro con 2:24:66, superando en los últimos metros a Fotimakhon Amilova que fue plata con 2:25:23, quedando el bronce para la otra uzbeka, Shokhsanamkhon Toshpulatova con 2:27:31.


            Y el tercer nadador del día en hacer doblete de records mundiales por la mañana y por la tarde fue Maksym Krypak en los 100 Espalda masculino (S-10), que mejoraba en un segundo el tiempo de la matinal dejando la nueva plusmarca mundial en 57:24.

            La última opción de medalla española llegaba en la final directa de los 400 Libres masculino (S-11) con la participación de Israel Oliver, que partía con la segunda mejor marca de inscripción. El comienzo de la prueba fue bueno para Israel, que se mantuvo entre el segundo y el tercer puesto alternándose con el brasileño Matheus Souza, con el gran favorito y vigente campeón en Londres 2012, el estadounidense Bradley Snyder cogiendo una considerable ventaja sobre sus contrincantes. Mediada la prueba Israel se vio superado por el estadounidense Tharon Drake, ocupando de esta manera la cuarta plaza.

            La ventaja de Souza y Drake iba creciendo, alejándose ambos del español. Drake superó al brasileño al llegar a los 350 metros, con Oliver por detrás a poco más de un segundo y medio. El español lo intentó en el último largo, pero fue imposible y se tuvo que conformar con el cuarto puesto con 4:43:17, el mismo puesto que ocupó en Londres 2012. Brad Snyder revalidó cómodamente su oro con una marca de 4:28:78, siendo la plata para Tharon Drake a más de doce segundos (4:40:96) y el bronce para Matheus Souza (4:41:05).  

            Esta no ha sido una buena jornada para los españoles en lo que al medallero se refiere, pero a buen seguro que nuestros nadadores seguirán dándonos grandes alegrías en las próximas jornadas.

Ignacio Ortiz

@00CAFETERO