En su primera aparición en estos Juegos Paralímpicos de Rio de Janeiro, Sarai Gascón se colgaba la medalla de plata tras realizar una gran carrera en la que se quedó muy cerca del oro, y donde Nuria Marqués ocupó la quinta plaza. Esa misma quinta posición fue ocupada también por Michelle Alonso y Ricardo Ten, mientras que el otro finalista español, Iván Salguero, solo pudo ser octavo. Esta jornada fue menos prolífica en lo que a records mundiales se refiere, puesto que solo se batieron cinco, uno por la mañana y cuatro por la tarde, sumando ya un total de 38 en lo que va de Juegos.           

            El primer español en salir a escena durante la cuarta jornada de competición fue Oscar Salguero Galisteo en la segunda serie de los 200 Estilos masculino (SM-9). Salguero mejoró ligeramente su marca de inscripción aunque eso solo le valió para quedar sexto en su serie con 2:27:07, el undécimo puesto global a poco mas de tres segundos de haberse podido meter en la final

            En los 200 Estilos femenino (SM-9) fueron dos las nadadoras hispanas en la lucha, y ambas se clasificaron para la gran final de la tarde. La primera en nadar fue  la medallista de oro en estos Juegos Nuria Marqués Soto, que llegaba con la quinta mejor marca de las 21 participantes de esta prueba. Nuria acabó en la tercera plaza de la segunda serie con un buen tiempo de 2:38:85, que la llevaba a la sexta posición de cara a la final.

            Sarai Gascón llegaba a estos Juegos con la mejor marca de inscripción en esta prueba, e hizo valer ese favoritismo imponiéndose cómodamente en su serie con un tiempo de 2:37:71, el tercer mejor crono para la final, donde nadará por la calle 3. Se presenta una final muy igualada, puesto que las ocho finalistas se encuentran en menos de tres segundos, con las dos españolas con muchas posibilidades de medalla.


            El siguiente español en el agua fue Iván Salguero Oteiza, que se clasificaba para la final de los 100 Braza masculino (SB-13) con el sexto mejor crono gracias a su 1:13:08 tras quedar cuarto en su serie. La lucha por las medallas se antoja bastante complicada puesto que se tendrá que enfrentar a rivales de un altísimo nivel como el ucraniano Oleksii Fedyna (1:04:98), el uzbeco Firdavsbek Musabekov (1:05:38) e Ihar Boki (1:06:79).

            Nuevamente gran actuación de nuestra jovencita Marian Polo, que en su serie de los 100 Braza femenino (SB-13) volvió a rebajar su marca de inscripción, demostrando su continua progresión con solo 15 años, quedando sexta en su serie con 1:24:67 donde la primera fue la recordwoman mundial, la británica Rebecca Redfern con 1:17:08, nuevo record paralímpico. Marian Polo finalmente acabó calificando en la undécima posición a algo menos de tres segundos de haberse podido meter en la final.

            La “Sirenita de Tenerife” lograba su pase a la final de los 200 Libres femenino (S-14) con el quinto mejor tiempo tras finalizar su serie en tercera posición con 2:17:42. Michelle Alonso contará con posibilidades de medalla, aunque las dos grandes favoritas, las británicas Jessica-Jane Applegate (2:07:95, record paralímpico) y Bethany Firth (2:05:96, mejorando el record paralímpico en la segunda serie), se encuentran muy por encima del resto de competidoras. Para la pelea por el bronce Michelle tendrá que luchar mucho para acercarse a la sueca Pernilla Lindberg (2:13:74) y la holandesa Marlou Van Der Kulk (2:14:63).

            Íñigo Llopis disputó la primera serie de los 100 Libres masculino (S-8) en la que ocupó la cuarta plaza mejorando el record nacional con 1:01:96, aunque no fue suficiente para meterse en la final, quedándose a las puertas al quedar en novena posición a solo 60 centésimas de haber entrado entre los ocho primeros. Magnífico resultado a pesar de todo el logrado por Íñigo, puesto que llegaba con el 12º tiempo.


            Curiosamente, para ver el primer record mundial de la jornada hubo que esperar hasta la última prueba de la mañana, donde el chino Liankang Zou se imponía en la primera serie de los 200 Libres masculino (S-2) con una nueva plusmarca de 3:49:37. De todas formas, de cara a la final seguro que tendrá una dura lucha con el ucraniano Serhii Palamarchuk, que iba en cabeza de su serie en el giro de los 150 metros, viéndose superado en la parte final por el chino por únicamente 47 centésimas, sin olvidar a los otros dos chinos, Benying Liu y el campeón de Londres Yang Yang.

            Ya en la sesión de tarde, y tal y como se esperaba tras ver las series, pudimos disfrutar de una impresionante final la de los 200 Estilos femenino (SM-9) en la que los aficionados españoles nos hemos llevado la grata satisfacción de la medalla de plata obtenida por Sarai Gascón y la quinta plaza de Nuria Marqués.


            Las españolas comenzaron comandando la prueba tras el tramo de Mariposa, con Nuria en primera posición y Sarai en segunda a sólo 10 centésimas. Marqués comenzó a marcar diferencias en el tramo de Espalda, donde solo la pudo seguir la británica Amy Marren a más de un segundo, mientras que Sarai caía hasta la sexta posición.

            En el largo de braza Nuria se vio superada por casi todas sus rivales, girando en séptima posición, mientras que Sarai comenzaba su remontada para colocarse en cuarta plaza a un segundo y medio de Marren y la australiana Madeleine Scott, que compartían el liderato. La reacción de Sarai fue increíble, dando alcance primero a la australiana y luego a la británica, aunque se encontró con que la china Ping Lin adelantaba a todas sus rivales en los últimos metros para hacerse con el oro con una marca de 2:35:64, siendo Sarai Gascón medalla de plata a sólo 20 centésimas de la china (2:35:84), quedando el bronce para Amy Marren (2:36:26). Cuarta clasificada fue la china Jialing Xu (2:36:48) mientras que Nuria Marqués realizó una gran remontada final para acabar quinta con 2:37:30.


            La final de los 100 Braza masculino (SB-13) tuvo dos campeones paralímpicos al llegar el ucraniano Oleksii Fedyna y el uzbeco Firdavsbek Musabekov con el mismo tiempo a la pared (1:04:94). El bronce fue para Ihar Boki (1:06:71) mientras que nuestro representante español, Iván Salguero, no pudo repetir su actuación de la mañana y se tuvo que conformar con la octava plaza con 1:13:95 tras estar luchando hasta los últimos metros por la quinta posición.

            El primer record mundial de la tarde llegó en la final de los 100 Braza femenino (SB-13), donde una conocida ya en estas lides durante los Juegos, la uzbeka Fotimakhon Amilova, que hasta este momento había batido dos records mundiales en las dos pruebas que había disputado con anterioridad durante las series calificatorias para luego quedarse sin el oro en la final (una plata y un bronce), en esta ocasión siguió el camino inverso, reservando fuerzas durante las series, en las que fue séptima, para darlo todo en la final y llevarse el oro pulverizando el anterior record mundial por más de tres segundos y medio con un crono de 1:12:45. La plata fue la británica Rebecca Redfern, que también hubiera superado con su 1:13:81 la anterior plusmarca que estaba en su poder (1:15:96).

            Magnífica actuación de Michelle Alonso en la final de los 200 Libres femenino (S-14) obteniendo un sensacional quinto puesto con nuevo record de España (2:16:65). Las británicas se escaparon desde el principio, con la holandesa en tercer lugar y Michelle luchando con Pernilla Lindberg por el cuarto puesto hasta mitad de carrera, cuando la sueca se escapó de la española. Las posiciones se iban estabilizando paulatinamente, hasta llegarse al final con Bethany Firth como oro con 2:03:30, nuevo record paralímpico, plata para Jessica-Jane Applegate con 2:06:92 y bronce para Marlou Van Der Kulk con 2:10:20.


            Los records mundiales se estaban echando en falta durante el día, pero en los 200 Estilos (SM-10), tanto masculino como femenino, llegaron dos nuevas plusmarcas. Primero fue la prueba masculina, donde el triplete ucraniano fue liderado por Denys Dubrov con 2:06:87, logrando, esta vez si, superar a Maksim Krypak (2:08:10).

            En la prueba femenina fue la neozelandesa Sophie Pascoe la que rebajó su propia plusmarca que databa de la final de Londres 2012 (2:25:65) con un tiempo de 2:24:90, aventajando en más de cinco segundos a la medallista de plata, la canadiense Aurelie Rivard.

            En la final directa de los 100 Braza masculino (SB-4) el veterano español Ricardo Ten ocupó la quinta plaza con una marca de 1:38:07 luchando hasta el último momento por lograr una medalla que estaba muy complicada. El oro fue para el chino Junsheng Li con 1:35:96, que dominó la prueba con claridad hasta los últimos metros, cuando se vino un poco abajo y estuvo a punto de ser cazado por el ídolo local, el brasileño Daniel Dias, que fue plata a solo 17 centésimas del oro (1:36:13). El bronce fue para el colombiano Moisés Fuentes (1:37:40), que superó en los últimos momentos al nadador que llegaba con la mejor marca de todos los participantes, el griego Antonios Tsapatakis (1:37:69).


            En la última prueba de la sesión llegó un nuevo record mundial por mediación del chino Benying Liu, quien tras ganar cómodamente se serie por la mañana, reservando fuerzas, sorprendió a los dos favoritos, su compatriota Zou y el ucraniano Palamarchuk. Benying Liu se hizo con el oro con la nueva plusmarca mundial de 3:41:54, casi ocho segundos mejor que el tiempo de la mañana de Liankang Zou, que se tuvo que conforma con la plata con 3:42:58, relegando al bronce a Serhii Palamarchuk con 3:43:69, quedando el tercer chino, Yang Yang, a casi medio minuto del oro.

            Mañana serán trece los españoles en acción, y, quien sabe, yo confío en que será un gran día para nuestros nadadores…

Ignacio Ortiz

@00CAFETERO