La diosa fortuna volvió a ser esquiva con los representantes españoles en la sexta jornada de la Natación en los Juegos Paralímpicos de Rio de Janeiro, puesto que tanto José Antonio Marí como Sarai Gascón rozaron las medallas pero se tuvieron que conformar con sendas quintas posiciones a escasas centésimas de haber subido al podio. Otros tres españoles disputaron finales, con Miguel Ángel Martínez Tajuelo ocupando una muy meritoria sexta posición, Judit Rolo con un séptimo puesto y Nuria Marqués con un octavo. La cosecha de records mundiales en lo que va de Juegos asciende a 56 tras los 6 que se batieron en este día, uno por la mañana y cinco por la tarde.

            Abriendo la representación española en la sexta jornada de competición estuvo Antoni Ponce Bertrán, que fue sexto en la segunda serie de los 200 Estilos masculino (SM-7) con una marca de 2:56:60 que lo dejaba a un paso de pasar a la final al terminar con el noveno mejor tiempo.

            Quien si se clasificó para la final fue Judit Rolo en la categoría femenina de la misma prueba en la que había competido Toni Ponce, puesto que marcó el octavo mejor registro de las participantes tras el 3:41:89 que le valió para ser cuarta de su serie. La gran favorita al oro será la neozelandesa Nikita Howarth, que hizo el mejor tiempo de todas las participantes con 2:58:82, además de verse beneficiada por la descalificación de otra de las grandes favoritas, la china Liting Ke.


            A las puertas de la final se quedó David Levecq en los 100 Libres masculino (S-10), puesto que tras ser tercero en la primera de las tres series con un registro de 55:25 se acabó viendo superado por varios de sus rivales para acabar con el décimo tiempo a menos de medio segundo de clasificarse. Para la final los favoritos vuelven a ser los ucranianos Krypak y Dubrov, que marcaron los mejores tiempos, pero con un ojo puesto en los brasileños Phelipe Rodrigues y Andre Brasil.

            Tampoco le sonrió la fortuna a Isabel Yinghua Hernández que con el duodécimo tiempo se quedó fuera de la final de los 100 Libres femenino (S-10). Isabel fue quinta en su serie con 1:05:03, prácticamente la misma marca con la que llegaba a los Juegos, pero se quedó a segundo y medio de la clasificación. Para la final se presenta un interesante duelo entre Sophie Pascoe y la plusmarquista mundial, la canadiense Aurelie Rivard, que fue la única en bajar del minuto en las series (59:89) batiendo el record paralímpico.

            Brillante clasificación para la final de los 50 Libres masculino (S-9) por parte de José Antonio Mari con el tercer mejor tiempo de los finalistas. José Antonio quedó en segunda posición de la última serie con un sensacional tiempo de 26:15 por detrás del único nadador en bajar de los 26 segundos en las series, el británico Matthew Wylie (25:99). La segunda mejor marca la realizó el ganador el día anterior de los 100, el australiano Timothy Disken con 26:08. Por detrás del español quedaron el japonés Takuro Yamada (26:20) y los dos húngaros, el medallista de bronce en los 100 Tamas Toth (26:22) y Tamas Sors (26:32). Fuera de la final se quedó Brenden Hall, plata en los 100.

            Nuevamente contaremos con dos españolas en una final de la Categoría S-9, en este caso en la de los 50 Libres femenino, donde Sarai Gascón se ha clasificado con el quinto mejor tiempo y Nuria Marqués con el octavo.


            Sarai Gascón, que se presentaba en estos Juegos con el tercer mejor registro de las participantes, nadó en la primera de las tres series, finalizando la misma en segunda posición con 29:61, a solo seis centésimas de la ganadora de la misma, la china Jiexin Wang (29:55), que entraba en la final con el cuarto mejor registro.

            Nuria Marqués fue cuarta en la tercera de las series con un tiempo de 30:10, viéndose superada por la estadounidense y gran favorita Michelle Konkoly, que tras el oro con record mundial en los 100 lograba una nueva plusmarca paralímpica con 28:36, el mejor crono de las finalistas. Segunda en la serie fue la china Ping Lin con 29:26, el mismo tiempo que hizo la ganadora de la segunda serie, la australiana Ellie Cole. Tercera de esta serie fue la australiana Ashleigh McConnell con 29:61, exactamente la misma marca que hizo su compatriota Emily Beecroft en la segunda serie y Sarai Gascón. Se presenta una final muy interesante con una gran favorita al oro en la figura de Michelle Konkoly pero con una lucha muy abierta por las otras dos medallas entre todas las demás finalistas, confiando en nuestras chicas que seguro que lo darán todo.

            El último de los españoles en competir durante la sesión matinal fue Miguel Ángel Martínez Tajuelo, que se metió en la final con el sexto tiempo tras ser cuarto con un tiempo de 51:09 (plusmarca nacional) en la misma serie en la que se produjo el único record mundial de esta jornada matinal por mediación del chino Wenpan Huang con 40:51, más de dos segundos por debajo de la anterior plusmarca que poseía su gran rival en la final, el ucraniano Dmytro Vynohradets desde Pekín 2008 (42:61) y que fue segundo en esta misma serie con 42:92. Estos dos nadadores se perfilan como los grandes candidatos al oro muy por encima del resto de rivales. Nuestro nadador de Andújar tiene complicado el llegar a la medalla de bronce puesto que por delante de él, aparte Huang y Vynohradets se encontrará con otros dos chinos, Jianping Du (46:95) y Hanhua Li (50:55), además del italiano Vincenzo Boni (47:03).


            La primera plusmarca mundial de la sesión de finales llegó por medio del ucraniano Ievgenii Bogodaiko, que mejoraba de manera muy holgada con 2:30:72 su anterior record que poseía desde Londres 2012 con 2:33:13. Esta es la quinta medalla en estos Juegos de Bogodaiko, la segunda de oro.

            La española Judit Rolo logró una muy meritoria séptima plaza en la final de los 200 Estilos femenino (SM-7) con un registro de 3:39:68, mejorando en más de dos segundos su marca de la mañana. El oro fue para la neozelandesa Nikita Howarth con 2:57:29, la única en bajar de los tres minutos, siendo la plata para la canadiense Tess Routliffe con 3:02:05 y el bronce para la estadounidense Cortney Jordan con 3:04:17.

            El chino Bozun Yang revalidaba su oro de Londres 2012 y mejoraba su record mundial de aquel día en los 100 Braza masculino (SB-11) con una marca de 1:10:08, tres centésimas mejor que su anterior plusmarca. La plata en esta prueba fue para el estadounidense Tharon Drake (1:11:50) y el bronce para el japonés Keiichi Kimura (1:12:88), dejando fuera del cajón al que a priori era el gran favorito, el ucraniano Oleksandr Mashchenko, que finalizó en cuarta posición con 1:13:53 tras haber marcado el mejor tiempo por la mañana.


            También se produjo sorpresa en la final directa de los 100 Braza femenino (SB-11) donde una china casi desconocida en estos eventos, Xiaotong Zhang, se imponía con un nuevo record mundial de 1:23:02, desposeyendo del mismo por más de segundo y medio (el anterior record mundial era 1:24:63) a la medallista de plata, la holandesa Liesette Bruinsma, que con 1:25:81 superaba a la sueca Maja Reichard, que fue bronce con 1:26:60.

            Una vez más, y ya van unas cuantas en estos Juegos, un chino sin referencias previas daba la sorpresa en una final (había sido sexto en las series con 1:07:72), en este caso la de los 100 Espalda masculino (S-8), llevándose la victoria y batiendo el record mundial. Cong Zhou se adjudicaba el oro con claridad, rebajando la plusmarca del ausente ruso por la sanción a su país Konstantin Lisenkov (1:03:32) con un fantástico crono de 1:02:90, por delante del británico Oliver Hynd que fue plata con 1:04:46 y del favorito antes de la prueba, el estadounidense Robert Griswold, que fue bronce con 1:04:68.

            Una pena el quinto puesto de José Antonio Marí Alcaraz en una apretadísima final de los 50 Libres masculino (S-9) quedándose apenas a 16 centésimas del oro y a 11 del bronce cuando parecía a pocos metros del final que podía conseguir una medalla. Seis nadadores se disputaron subir al cajón llegando en un pañuelo, siendo el oro para el británico Matthew Wylie con 25:95, la plata para el australiano Timothy Disken con 25:99 y el bronce para el japonés Takuro Yamada con 26:00. Por delante del español quedó también el húngaro Tamas Sors con 26:04, mientras que José Antonio Marí se quedaba quinto con una marca de 26:11.


            Tampoco hubo suerte para las dos españolas que disputaron la final de los 50 Libres femenino (S-9), puesto que Sarai Gascón terminó en quinta posición a 9 centésimas del bronce y Nuria Marqués en la octava plaza, las mismas posiciones que ocuparon tras las series matutinas.

            La victoria en esta prueba fue para la clara favorita, la estadounidense Michelle Konkoly con un nuevo record paralímpico de 28:29, a solo 5 centésimas de su propio record mundial. La plata se la llevó la australiana Ellie Cole con 29:13, mientras que el bronce fue a parar a la china Jiexin Wang con 29:30. Fuera de los puestos de medalla se quedaron la australiana Emily Beecroft, cuarta con 29:33 y Sarai Gascón quinta con 29:39. Al igual que en el caso de Marí, Sarai tuvo opción de tocar metal hasta los últimos metros. Nuria Marqués no realizó una buena salida pero hizo una buena remontada, aunque no fue suficiente para evitar la octava plaza con 29:80, mejorando en más de dos décimas su marca de la mañana.

            Miguel Ángel Martínez Tajuelo fue sexto en la final de los 50 Libres masculino (S-3) con un tiempo de 50:90, mejorando el record de España. El oro con nuevo record mundial fue para el chino Wenpan Huang, que bajaba por primera vez de los 40 segundos con 39:24. La plata fue a parar al ucraniano Dmytro Vynohradets con 41:41 y el bronce para otro chino, Hanhua Li con 42:18.

Ignacio Ortiz

@00CAFETERO