Magnífica jornada para la Natación española la del 14 de Septiembre de 2016 en la piscina del Estadio Acuático de Rio de Janeiro, donde nuestros representantes obtuvieron cinco medallas: Tres oros (Oscar Salguero, Michelle Alonso e Israel Oliver) una plata (Miguel Luque) y un bronce (María Delgado), además de dos puestos de finalistas por medio de Toni Ponce (séptimo) y Vicente Gil (octavo). Con estas son ya 10 las medallas logradas por nuestros nadadores hasta el momento (4 oros, 4 platas y 2 bronces).
             Con los cinco conseguidos hoy (uno matinal y cuatro vespertinos) el número de records mundiales que se han batido en lo que va de Juegos Paralímpicos llega a la espectacular cifra de sesenta y uno, y todavía quedan tres jornadas...

            Nuestro primer representante en la sesión matinal de la séptima jornada de competición fue Toni Ponce en la segunda serie de los 400 Libres masculino (Categoría S-7) en la que ocupó la cuarta plaza con una marca de 5:09:31 que le daba la clasificación para la final con el séptimo mejor registro de los doce participantes y mejoraba en casi tres segundos su marca de inscripción. El principal candidato al oro en esta prueba es el británico Jonathan Fox, que hizo el mejor tiempo con 4:51:10, quedando muy abierta la lucha por las otras medallas.

            De impresionante podríamos calificar el desempeño de Michelle Alonso en la prueba de la que es recordwoman mundial (1:12:61), los 100 Braza femenino (SB-14), puesto que fue la vencedora de la segunda serie con un sensacional tiempo de 1:13:05, nuevo record paralímpico, destrozando el que hizo en Londres 2012 que le valió el oro. Este tiempo de Michelle le permitía clasificarse para la final con el mejor registro, casi cinco segundos por delante de la segunda, la holandesa Magda Toeters con 1:17:83. Nuestra nadadora se presenta como la gran favorita al oro en la final, pero tendrá que tener mucho cuidado con la holandesa Toeters, además de otras dos nadadoras que ya tienen medallas en estos Juegos, principalmente con la británica Bethany Firth (1:18:19) que se reservó un poco en su serie, aunque también con la holandesa Marlou Van Der Kulk (1:19:75).


            El primer y único record mundial de la sesión matinal llegó en la segunda serie de los 50 Braza masculino (SB-2) por mediación de Wenpan Huang con 52:48, la tercera plusmarca mundial que consigue rebajar este nadador en Rio. Las tres mejores marcas en esta prueba fueron para nadadores chinos, puesto que la segunda la realizó Tingshen Li con 55:16 tras vencer en la primera serie con un nuevo record paralímpico que le duró menos de cinco minutos, y la tercera fue para Chaowen Huang con 55:74.

            Tendremos dos finalistas españoles en la final de los 100 Braza masculino (SB-3), puesto que tanto Miguel Luque como Vicente Gil se clasificaron para la misma. El mejor posicionado de los nuestros fue Miguel Luque, que quedó segundo en la primera serie con una gran marca de 49:79, solo por detrás del chino Zhipeng Jin (49:52). Con estos tiempo el chino pasaba a la final con el mejor tiempo y Miguel con el tercero.


            Por su parte, Vicente Gil fue cuarto en la segunda de las series con 53:07 pasando a la final con el octavo tiempo. Esta serie fue ganada por el japonés Takayuki Suzuki con 49:71, la segunda mejor marca total. Habrá muchas opciones de medalla para nuestros nadadores en una final que se presenta muy atractiva por la igualdad de tiempos entre los finalistas, puesto que tras el tercer tiempo de Luque también quedaron muy cerca el italiano Efrem Morelli (49:88) y el canadiense Jonathan Dieleman (50:08).

            A las puertas de la final de los 50 Libres masculino (S-13) se quedó Iván Salguero Oteiza, puesto que con su registro de 25:72, con el que quedó cuarto en su serie, acabó totalizando el noveno mejor registro a solo 18 centésimas del octavo puesto, en una prueba donde el mejor crono lo realizó el bielorruso Ihar Boki con 23:73, nuevo record paralímpico.

            No contaremos con presencia española en la final de los 50 Libres femenino (S-13) al no poder clasificarse ninguna de nuestras tres representantes en la misma. La primera que saltó al agua fue la jovencísima Marian Polo, que volvió a rebajar en casi medio segundo su marca de inscripción para ser quinta de la primera serie con 29:41, lo que le valió para obtener el decimocuarto tiempo final.

            En la segunda serie participó Marta Gómez Battelli, que solo pudo ser sexta con 30:61, que la dejaba lejos de la posibilidad de pasar a la final al terminar en la decimoctava posición.

            La última en entrar en acción fue nuestra medallista de bronce en los 400 Libres, Ariadna Edo, que acabó quinta en su serie con 29:29, mejor marca que la que traía a los Juegos, pero que fue insuficiente para darle el acceso a la final al finalizar en la decimotercera posición. La favorita para la final es la ucraniana Anna Stetsenko, que hizo la mejor marca con 27:90, pero deberá tener mucho cuidado con las tres uzbekas.

            Para empezar la sesión de finales tuvimos la primera gran alegría del día para la representación española con la medalla de oro conseguida por Oscar Salguero Galisteo. El nadador español llegaba con la mejor marca de todos los participantes (1:10:78) en la final directa de los 100 Braza masculino (SB-8) y la refrendaba con un gran tiempo de 1:11:11 que le daba el oro por delante del italiano Federico Morlacchi que fue plata con 1:12:68, mientras que el bronce fue para el austriaco Andreas Onea con 1:14:44. Oscar Salguero dominó la carrera desde el principio, llegando al giro con una ventaja de más de un segundo sobre todos sus rivales, manteniendo el ritmo en el segundo largo para lograr la victoria con claridad. Esta es la primera medalla española en Natación conseguida por un chico en estos Juegos, puesto que las cinco anteriores habían sido obtenidas por nuestras chicas.


            El siguiente finalista español fue Toni Ponce en los 400 Libres masculino (S-7) donde ocupó la séptima posición con una marca de 5:09:43, apenas a unas centésimas de su tiempo de la mañana. El triunfo fue para el británico Michael Jones, que se llevó el oro gracias a un crono de 4:45:78 sorprendiendo a su compatriota Jonathan Fox que fue plata con 4:49:00 y el bronce fue a parar al noruego Andreas Skaar Bjornstad con 4:53:61.

            Segunda medalla del día para España, segunda de oro, en este caso de la mano de la canaria Michelle Alonso en una fantástica final de los 100 Braza femenino (S-14) luchando hasta el final codo con codo con Bethany Firth. La británica salió en cabeza, aunque Michelle se puso rápidamente a su altura, llegando al giro con 19 centésimas de ventaja, con el resto de rivales a más de tres segundos. La lucha estaba clara, y Firth, que ya llevaba ganados dos oros en Rio, volvía a coger la delantera tras el giro.

            Michelle no estaba dispuesta a permitir que se le fuese la victoria y apretó en busca del oro, adelantando a la británica para llegar al final con un tiempo de 1:12:62 con nuevo record paralímpico, a sólo una centésima de su record mundial. Bethany Firth se tenía que conformar con la plata con 1:12:89. El bronce, a más de 4 segundos y medio de Michelle fue para la vigente campeona mundial, la holandesa Magda Toeters con 1:17:35. Magnífico triunfo de la “Sirenita de Tenerife” con el que revalidaba su oro de Londres 2012.


            Y una nueva medalla para España llegó en la final directa de los 100 Espalda femenino (S-12), en este caso un bronce conseguido por Maria Delgado. La española llegaba con la tercera mejor marca de inscripción (1:14:51) a esta prueba en la que había una gran favorita, la británica Hannah Russell, poseedora del record mundial con 1:06:15.


            Desde el primer momento Russell cogió la delantera de la prueba marcando diferencias sobre sus rivales, llegando a la mitad de carrera con dos segundos y medio de ventaja sobre la segunda. En la distancia, tres nadadoras se disputaban las otras dos medallas, situándose segunda la ucraniana Yaryna Matlo, tercera nuestra Maria Delgado y cuarta la brasileña Raquel Viel, muy juntas entre ellas.

            Hannah Russell se llevó el oro con un nuevo record mundial, dejando la nueva plusmarca en 1:06:06. Por detrás, la lucha estaba abierta por la plata entre la ucraniana y María, que intentaba recortar la ventaja que tenía su rival, mientras que la brasileña se iba quedando por detrás de ellas. Finalmente, Yaryna Matlo aguantó el empuje de la española para hacerse con la plata con 1:11:97, siendo el bronce para María Delgado con 1:12:73.


            Increíble victoria de Israel Oliver en la final directa de los 100 Mariposa masculino (S-11) que otorgaba a la delegación española en Natación la cuarta medalla de la jornada, tercera de oro.  El español llegaba con el tercer mejor tiempo de los participantes (1:03:15), siendo el gran favorito el japonés Keiichi Kimura (1:01:61), sobre el que el mismo recordman mundial, el español Enhamed Enhamed (1:01:12) comentaba por la mañana que podía hacer peligrar la plusmarca que posee desde Pekín 2008.


            Israel hizo una buena salida, colocándose entre el cuarteto de cabeza que conformaban el japonés Kimura, el ucraniano Oleksandr Mashchenko, el estadounidense Bradley Snyder y es propio Israel. En el giro de los 50 metros Oliver marchaba tercero por detrás de Kimura y Mashchenko. Mediado el último largo Israel continuaba tercero, y fue a partir de este momento cuando empezó a recortar la desventaja para superar en los últimos metros a sus rivales y llevarse el oro con un tiempo de 1:02:24. Por detrás del español llegó Keiichi Kimura, que fue plata con 1:02:43, mientras que el bronce era para Oleksandr Mashchenko con 1:03:38, relegando a Bradley Snyder a la cuarta plaza con 1:03:52.


            Triplete chino en los 50 Braza masculino (SB-2) con otro nuevo record mundial para Wenpan Huang, que con 50:62 mejoraba en casi dos segundos su propia plusmarca de la mañana. Huang se colgaba el oro por delante de Tingshen Li (plata con 51:78) y Chaowen Huang (bronce con 54:29).

            Y la quinta medalla española nos la daba Miguel Luque al quedar segundo en la final de los 50 Braza masculino (SB-3). Fue una prueba muy peleada en los puestos cabeceros con hasta cinco nadadores disputándose las medallas. Rápidamente cogió ventaja el chino Zhipeng Jin, que no abandonó la primera plaza hasta el final, llegando a la pared con 47:54, un tiempo que rebajaba holgadamente el record mundial que poseía el japonés Takayuki Suzuki desde Pekín 2008 con 48:49. Tras el chino llegaba Miguel Luque con 49:47 para llevarse la plata por delante del italiano Efrem Morelli que fue bronce con 49:92. Cuarto quedó el anterior plusmarquista mundial Suzuki (49:96) y quinto el canadiense Jonathan Dieleman (50:21).


            El otro español en la final, Vicente Gil, se tuvo que conformar con la octava posición tras marcar un crono de 56:56, quedando rezagado de la lucha por los metales desde los primeros metros de la prueba, aunque tiene muchísimo mérito el hecho de haberse metido en esta final.

            El último record mundial del día lo batía la ucraniana Anna Stetsenko, que rebajaba en 4 centésimas la vieja plusmarca mundial que poseía la alemana Yvonne Hopf desde los Juegos Paralímpicos de Atlanta 1996 con 27:38. Stetsenko se imponía en esta prueba con 27:34 por delante de las tres uzbekas, siendo plata Muslima Odilova (28:00), bronce Shokhsanamkhon Toshpulatova (28:02) y cuarta Fotimakhon Amilova (28:21).

Ignacio Ortiz

@00CAFETERO