Los Houston Texans fueron demasiado para unos Raiders totalmente desorientados sin su líder Derek Carr y los derrotan 27-14 en el primer partido del fin de semana de Wild Card de la NFL. La jornada de Wild Cards Playoff  inició con el duelo en la Conferencia Americana que enfrentaba a los Oakland Raiders (Seed 5), frente a los Houston Texans (Seed 4) en el NRG Stadium de los tejanos.

El primer cuarto estuvo marcado por no tener un claro dominador, en el cual los Texans anotaron un TD terrestre de 4 yardas de acarreo para Lamar Miller. Dicha anotación sucedió tras la intercepción de Clowney, al novato Connor Cook en su propia red zone. Por parte de los Raiders, anotaron su touchdown por vía terrestre de la mano de Latavius Murray.

El segundo cuarto fue ofensivamente muy deficiente, en el cual las defensas fueron superiores a los ataques. Hasta que en el drive final, los locales realizaron una serie ofensiva frenética, que finalizó con un big play de 38 yardas aéreas y un pase a la end zone de 2 yardas para touchdown por parte de QB Osweiler a Hopkins.

Destacada actuación en la primera mitad del Defensive end de los Texans Javedeon Clowney, el cual frenó en varias ocasiones las jugadas de carrera del rival y provocó un turnover al interceptar un balón al QB Connor Cook.

Tercer cuarto muy en la línea del segundo, unas defensas superiores a los ataques. Los Raiders liderados en ataque por el novato Cook, eran incapaces de poder mover el balón con fluidez y acortar las distancias.

Último cuarto encabezado por un TD de carrera por parte de Brock Osweiler para los locales, seguido de un drive sostenido de los Raiders que concluyó en touchdown con un pase de Cook para Andre Holmes.

Por parte de los texanos las estrellas ofensivas fueron: Brock Osweiler quien terminó el partido con 14/25 en pases para 168 yardas con dos touchdowns durante el partido, uno por pase y otro de carrera. DeAndre Hopkins en las labores de receptor acabó con 5 capturas para 67 yardas, incluyendo un big play de 38 y un touchdown en una recepción de 2 yardas.

En las labores de corredor, Lamar Miller tuvo 31 acarreos para 73 yardas, incluyendo una carrera de 4 yardas para touchdown. Los Texans con la victoria recuperan sensaciones positivas y estabilidad en el puesto de quarterback con Osweiler. Acceden a la ronda divisional y se medirán a los Patriots o a los Chiefs dependiendo del resultado que se dé entre los Pittsburg Steelers y los Miami Dolphins.



(foto vía: espn.com)
Eduardo Mainz Salvador
Sígueme en @EduardoMS91 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, toda la actualidad de la NFL en  @sextoanillonfl, y en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo.