Jon Rahm Rodríguez, golfista de 22 años nacido en Vizcaya y formado en la Universidad de Arizona State, se presentó en su primera participación en el Mundial Match Play de Austin en la final ante el mejor jugador actual, el número uno, Dustin Johnson, el único capaz de frenarle en un apretado partido por el título (uno arriba) y evitar su segunda victoria en la PGA.

Rahm fue de menos a más. Le pesó la responsabilidad al principio, donde se mostró más nervioso y cometió todos los errores que no habían aparecido en su hasta entonces impecable torneo. Cedió 5 hoyos casi consecutivos ante un Johnson más curtido, que no perdonaba ningún error del vasco, visiblemente agitado al ver que se le escapaba una gran oportunidad. 

Sólo cuando ya era ampliamente superado (5 abajo en el octavo hoyo), Rahm reaccionó y volvió a sacar la magia: una genialidad con el driver en el 13 y un putt larguísimo en el 16,  para llegar con vida (1 abajo) al último hoyo, donde arriesgó y sólo sucumbió en el último putt del 18, volviendo a mostrar su mejor cara.