Roger Federer continúa alargando su leyenda al derrotar a Stanislas Wawrinka en la final de Indian Wells por 6-4 y 7-5 en 1 hora y 19 minutos, y logró así convertirse, a sus 35 años y 7 meses, en el campeón de más edad de un Masters 1.000 superando los 34 años y 3 meses de Andre Agassi en Cincinnati 2004. Es el título 90 para el suizo, que solo tiene por delante a Jimmy Connors (109) e Ivan Lendl (94).

Son números que agigantan la figura del suizo, empeñado a luchar contra todos en el circuito (derrotó a Nadal en octavos). Va 12-1 este año, incluyendo un 6-0 contra jugadores del top-ten. 

Federer se presentó en el partido sin ceder ni una sola vez su servicio. En la primera manga tampoco lo perdió frente a Wawrinka, al que domina ya por 20-3 y con el que nunca ha caído en pista rápida. En la segunda, la mano dura de Stanislas logró doblegar la resistencia del expreso de Basilea y le endosó el primer break del torneo. Pero luego le cayeron dos. Su bajo porcentaje de puntos ganados con segundos (39%) acabaron lastrándole. 


AS.com