La Universidad de North Carolina se proclamó campeón de la NCAA masculina tras derrotar a Gonzaga por 65-71 en una final marcada por la igualdad en el encuentro que rompieron los Tar Heels con un parcial de 8-0 en los últimos 100 segundos del partido. Joel Berry II fue el mejor jugador del partido gracias a sus 22 puntos.

Ya pueden olvidar por completo las lágrimas del año pasado, cuando sus Tar Heels cayeron dramáticamente en la Final de la NCAA ante Villanova. North Carolina perdía por dos puntos a 1:40 del final cuandoJustin Jackson recibió un pase de Theo Pinson, encestó en bandeja y recibió una falta.

El tiro libre colocó el marcador en 66-65 y, después de que Gonzaga falló en la otra canasta, Isaiah Hicks atinó un lanzamiento para que los Tar Heels se despegaran y conquistaran el sexto título en la historia de la escuela. 

En categoría femenina primeramente vivimos una grandísima sorpresa durante la Final Four. La Universidad de Connecticut no podrá sumar su quinto campeonato NCAA consecutivo tras quedarse fuera en la prórroga de las semifinales de la Final Four de Dallas. Gane o no el campeonato, Mississippi State pasará a los libros de historia como el equipo que puso fin a la mejor racha jamás vista en la Division I de la NCAA (tanto en categoría femenina como masculina). 865 días después y tras 111 victorias consecutivas, las Huskies volvieron a conocer la derrota tras caer sobre la bocina por 64-66. 

Sin embargo, las de Mississipi sucumbieron en la final por 55-67 ante South Carolina, que llegó al partido por el título dejando atrás a la universidad de Stanford (53-62). El verdugo del conjunto de Geno Auriemma no pudo con el que a la postre fue el equipo que se llevó el gato al agua. 

El gran nivel exhibido por A’ja Wilson, que acabó con 23 puntos y 10 rebotes, fue determinante. Junto a ella, otro doble-doble también esencial, el de Allisha Gray (18 puntos y 10 rebotes). Por parte de Mississippi State, Victoria Vivians ha sido la máxima anotadora de su equipo con 12 tantos.