Phillip Island ha dejado a Joan Mir como campeón del Mundo de Moto 3 de forma matemática. El italiano Romano Fenati (Honda), el único que matemáticamente podía retrasar la consecución de título a Joan Mir, acabó sexto, lo que permitía a Mir ser campeón al acumular 70 puntos de ventaja en la clasificación provisional del Mundial a falta de dos grandes premios.

Se proclamó campeón de la mejor manera que podía hacerlo, dando la cara y venciendo una carrera que se vio acortado en su recorrido por la aparición de la lluvia durante la decimosexta vuelta, en la que todos los pilotos levantaron la mano al final de la recta de meta por la intensa lluvia que comenzó a caer en esos instantes. Dirección de Carrera mostró bandera roja, pues la prueba había sido declarada "en seco", y eso activó el reglamento de competición, con lo que la última vuelta válida era aquella que hubiesen completado todos los pilotos y esa fue la 15ª, en la que Joan Mir fue primero, seguido de su compañero de equipo, el belga Livio Loi y del español Jorge Martín (Honda).

Por su parte, el español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) se adjudicó su sexta victoria de la temporada y dio un paso de gigante para conseguir su cuarto título mundial de MotoGP al vencer el Gran Premio de Australia que se disputó en el circuito de Phillip Island.

El triunfo de Marc Márquez, tras una laboriosa carrera que por momentos tuvo hasta ocho pilotos en el grupo de cabeza, unida al desastre de Andrea Dovizioso (Ducati Desmosedici GP17), que sólo pudo ser decimotercero, sitúa al piloto de Repsol Honda con una ventaja de 33 puntos en lugar de los once con los que llegó a Australia, en la pelea por el mundial de 2017.