El windsurfista Víctor Fernández se proclamó subcampeón del mundo en Sylt, la tercera y última cita del mundial. Llegó a Alemania con posibilidades de revalidar el título mundial, de hecho fue el campeón de la prueba, pero no pudo repetir la hazaña. 

Sólo le valía que su máximo rival acabara tres posiciones más atrás que él, pero Philip Köster fue tercero e igualó la puntuación general del almeriense, que era de 2.980 puntos. El actual campeón del mundo no falló y sumó su cuarto título (2011, 2012, 2015, 217) con apenas 23 años. Víctor Fernández fue segundo en las dos primeras citas del mundial, en Pozo Izquierdo y Tenerife, mientras que Philip Köster se subió a lo más alto del cajón en ambas pruebas.

El windsurfista almeriense sigue alargando su exitoso palmarés y se consolida como una de las leyendas de windsurf más extremo en la modalidad de olas. A los dos títulos mundiales, conseguidos en 2010 y 2016 hay que sumar seis subcampeonatos, tras el de 2007, 2008, 2012, 2014 y 2015.